Este lunes las acciones de Nintendo sufrieron una baja de hasta un 20%, luego de que hace unos días la compañía diera a conocer una baja en sus proyecciones financieras para este año.

Los japoneses confirmaron que esperan un tercer año consecutivo de pérdidas operativas, las cuales ascienden a 335 millones de dólares, a diferencia de la estimación inicial, que suponía una ganancia de casi 100 millones de dólares al final del año fiscal (31 de marzo del 2014).

Nintendo-acciones
Las acciones de Nintendo se desplomaron este lunes

La crisis de Nintendo se debe en buena parte a que las ventas navideñas no lograron alcanzar las expectativas de la compañía, lo que provocó un recorte del 70% en su estimado para Wii U, que se redujo a 2.8 millones de unidades en el año. Además, el pronóstico inicial de la empresa en cuanto al 3DS también se ha visto afectado, pues de las 18 millones de consolas que esperaban vender, ahora el número ha bajado a 13.5 millones.

Mario no va a los dispositivos móviles

Hace una semana el presidente de Nintendo, Satoru Iwata, dijo que la compañía se encontraba analizando una “nueva estructura de negocio” relacionada con los dispositivos móviles, aunque aclaró que no era algo tan sencillo como “llevar a Mario a un smartphone”.

Nintendo-smartphone

Y aunque para muchos estas declaraciones parecían ser el primer indicio de que la empresa de Kioto podría llevar sus franquicias a otros aparatos, una entrevista a Iwata dada a conocer hoy por The Wall Street Journal apunta hacia otro lado:

“La expansión de los dispositivos móviles no significa el fin de las consolas. No es tan sencillo. (…) La clave es encontrar una manera de usar los smartphones para dar a conocer los juegos de Nintendo, y motivarlos [a los jugadores] para que lo prueben en las consolas.”, señala Iwata.

Lo dicho por el presidente de Nintendo sugiere que la estrategia de la empresa sí contemplará a los dispositivos móviles, pero sólo como una forma de atraer usuarios a sus consolas y no como una nueva plataforma para sus personajes. Y es que a pesar de los números rojos de la gran N, no debemos ignorar que hoy por hoy, la Nintendo 3DS sigue siendo la consola portátil más vendida en el mundo.

vía Polygon

fuente The Wall Street Journal

temas