Al parecer, Sundar Pichai se da tiempo para todo.

Chloe Bridgewater tiene 7 años y mucho miedo de salir de su casa en Hereford, Inglaterra, debido a que hace un par de años fue atropellada por un auto. Para reforzar su confianza y que se animara a salir a la calle, su padre, Andy Bridgewater, decidió mostrarle el mundo a través de una tablet Kindle Fire.

Un día, Chloe le preguntó a su papá en dónde le gustaría trabajar, entonces él le dijo que en Google y le mostró fotos de las oficinas. Evidentemente la niña se enamoró de los toboganes, pelotas y colores de la sede de Google, así que tomó su lápiz, un papel y le escribió una carta al mandamás de la empresa.

“Querido Jefe de Google: Mi nombre es Chloe y cuando crezca quisiera trabajar en Google”, inicia la formal carta de Chloe quien comenta que también quiere trabajar en una fábrica de chocolate y nadar en los Juegos Olímpicos, además de aprender computación.

“Mi papá me dijo que aplicara para tener un trabajo en Google. Realmente no sé qué es eso, pero él me dijo que una carta sería suficiente por el momento”, escribió Chloe.

Para su sorpresa (y la de su papá) el propio Sundar Pichai, CEO de la compañía, contestó la carta. Luego el padre de Chloe compartió orgullosamente en un post en LinkedIn.

“Muchas gracias por tu carta. Me alegra saber que te gustan las computadoras y los robots, espero que continúes aprendiendo de tecnología. Yo creo que, si sigues trabajando duro y siguiendo tus sueños, puedes lograr cualquier cosa que te propongas –desde trabajar en Google hasta nadar en los Juegos Olímpicos. Espero recibir tu aplicación de trabajo cuando hayas terminado tus estudios”, respondió Pichai.

Evidentemente, la respuesta de Pichai llamó la atención de los medios (nosotros incluidos) y las cámaras se enfocaron en Chloe y sus ganas de trabajar en Google. La pequeña, al contrario de intimidarse, se dijo feliz y dispuesta a redoblar sus esfuerzos para trabajar en la empresa de sus sueños.

fuente Business Insider

temas