¿Lograrán hacer algo bueno de todo esto? Alan Moore lo consiguió.

Netflix sabe que con la inminente llegada del servicio de streaming de Disney tendrá un gran rival, que seguramente le arrancará parte de su público. Por eso está intentando afianzar su presencia con nuevas licencias que podrá explotar, sobre todo porque es casi seguro que Diseny, si es benévolo, sólo le dejará las series de Marvel actuales, pero no coproducirá ninguna nueva serie luego de Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage, Iron Fist y Punisher.

Para no quedarse sin superhéroes, Netflix compró Millar World, la editorial de cómics de Mark Millar. Las historias de Millar suelen ser cercanas al mundo de los héroes con capas, pero con tratamientos fuera de lo habitual. tal vez por eso ahora la compañía volteó a un universo de superhéroes más tradicional y anunció la compra de los derechos de Extreme Universe, los personajes de Rob Liefeld.

Rob Liefeld era una de las superestrellas de Marvel de los años ochenta y noventa, donde creó a Cable y Deadpool, pero abandonó la compañía (junto con Jim Lee, Todd McFarlane, Erik Larsen, Jim Valentino y Marc Silvestri) para fundar Image, una compañía de cómics que en sus primeros años llamó la atención por tener en su plantilla a los dibujantes más populares de la época. Eventualmente Liefeld se peleó con los otros fundadores de Image y salió de la compañía para fundar su propia editorial.

A pesar de que fue muy popular durante un tiempo, Liefeld se volvió una burla dentro de la industria, por su nula capacidad para replicar las proporciones humanas correctas, y poner en sus dibujos músculos que no existen, dientes de más, piernas extremadamente largas e, invariablemente, tobillos y pies minúsculos.

Además, el rubio dibujante se dedicó en su Extreme Studios a copiar conceptos de Marvel y DC y darles un toque “extremo”, muy en la onda de los noventa. Así, Liefeld robó ideas por aquí y por allá “creando” a Youngblood (copia de Teen Titans), Supreme (copia de Superman), Glory (copia de Wonder Woman), Prophet (copia de Cable), Bloodwulf (una copia de Lobo), etc. Todos con historias mediocres mientras estuvieron en manos de Liefeld, pero que lograron despuntar cuando los “prestó” a autores de verdad, como Alan Moore o Brandon Graham.

A inicios del año pasado Liefeld había anunciado que llegó a un acuerdo de negocios con Fundamental Films (el estudio de cine chino que financió Valerian and the City of a Thousand Planets), y los productores Akiva Goldsman (Hancock) y Graham King (Rango) para crear un universo cinematográfico con sus personajes “originales” y competir con Warner y Disney. durante el fin de semana se volvió oficial la noticia de que Netflix, Liefeld y Akiva Goldsman habían llegado a un acuerdo para realizar un total de siete películas del Universo Extreme creado por Rob Liefeld.

Liefeld confirmó que Netflix realizará películas de Brigade, Bloodstrike, Cybrid, Re-Gex, Bloodwulf y Kaboom, quedándose fuera de la ecuación Youngblood, Supreme, Glory y Prophet, sus personajes más famosos, que podrían llegar al cine con otros estudios.

“El Universo Extreme de Rob Liefeld presenta historias oscuras y personajes distintivos. La voz creativa de Akiva ha estado detrás de algunas de las franquicias de películas más grandes, por lo que es especialmente capaz de ayudar dar vida a estos superhéroes del Universo Extreme para Netflix”, indicó Scott Stuber, representante de Netflix.

Por su parte, Liefeld se mostró emocionado, y comentó que es fan de Netflix:

“Netflix se ha convertido en parte de la existencia cotidiana para mí y para mis hijos. Su programación es la más dinámica y diversa que he visto. Estoy más que emocionado e inspirado por dar vida a mi catálogo de Extreme con los asistentes creativos de Netflix. Lo que Akiva Goldsman ha logrado con su arte y narración en todos los medios de nuestra industria es de beneficio absoluto para mis personajes de Extreme. Es un fan absoluto del cómic y trabajar con él para adaptar Universo Extreme ha sido emocionante. Su trabajo estelar en Star Trek: Discovery ha cautivado a los fans y confía en mí cuando digo que la serie de Teen Titans que está produciendo va a encantar a los fans. No puedo esperar a mostrarle al mundo lo que tenemos guardado”, indicó Rob.

Con esto, el panorama de las películas de superhéroes sigue creciendo. Eso no necesariamente es bueno.

fuente Rob Liefeld (Instagram)

temas