La NASA ha ideado un robot que ayudará a los astronautas a sujetar superficies rugosas.

El Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por su siglas en inglés) de la NASA ha estado desarrollando mecanismos que faciliten la labor de recolección de objetos espaciales de gran tamaño a los astronautas  norteamericanos. Una de sus recientes innovaciones es un robot que puede sujetarse a rocas de grandes dimensiones, el objetivo de este aparato es que a través de el se puedan estudiar meteoritos.

Al robot, conocido previamente como Lemur IIB, se le añadieron cuatro extremidades que están rematadas con 750 pequeñas garras que se sujetan a superficies rugosas y le permiten escalar, por lo que la NASA considera a su mecanismo como el “primer robot de escalada en roca del mundo.”

La idea original al diseñar las patas era que estas podrían deambular por planetas con paisajes hostiles pero al añadirle las pinzas superiores se convierten en un instrumento de gran alcance en la investigación de asteroides, ya que ofrecen una manera confiable (y reversible) de agarrarse de superficies incluso en condiciones de microgravedad.

El siguiente paso en el desarrollo de este mecanismo es conseguir aumentar la agilidad del robot y evitar que el peso de sus componentes se vuelva un problema. Por lo pronto les dejamos un video del Lemur IIB.

vía IEEE Spectrum

temas