La buena acción recibió la ovación del propio Elon Musk.

El pasado martes 14 de febrero, Manfred Kick, un hombre de 41 años, viajaba sobre su Tesla Model S en la vía A9 de Garching, Alemania, cuando vio frente a él a un Volkswagen Passat desviarse de forma irregular sobre la autopista, golpeando repetidas veces sobre el muro de contención sin detenerse. Kick se acercó hacia el auto y notó que su conductor se encontraba inconsciente (había sufrido un derrame cerebral, como se supo después).

El amigo Manfred, habló a los servicios de emergencia para contarles lo que pasaba –y que no lo culparan de lo estaba a punto de hacer–, luego puso su Tesla frente al Passat y piso los frenos hasta que el VW dejar de avanzar. El Tesla quedó completamente inservible. Y sí, el hombre de 47 años con derrame cerebral salvó la vida.

“El conductor estaba inclinado hacia enfrente, colgando inmóvil del cinturón. Su cabeza y manos colgaban sin fuerza. Tenía que parar su coche de alguna manera, de lo contrario continuaría así por siempre. Estaba claro que necesitaba ayuda”, narró Manfred a los medios alemanes.

Por su parte el CEO de Tesla Motors, Elon Musk, felicitó en Twitter a Manfred por su acción desinteresada, y aseguró que todas las reparaciones correrán a cargo de Tesla y sin costo alguno. El daño de ambos vehículos se estimó en unos 10 mil euros (más de 216 mil pesos).

Minutos después de su felicitación, Musk arrojó algunos mensajes criticando las posturas anti migrantes anti Trump, pero los borró. ¿Por qué? Nadie lo sabe aún.
Bien por Manfred y su buena acción. Pocas personas arriesgan su auto y la vida para salvar la de otros. Manfred Kick, héroe del año.

fuente Merkur

temas