Aun así, la compañía no dejará de instalar software sin licencia industrial.

El programador mexicano Jacobo Nájera ganó una demanda que entabló ante Profeco en contra de Lenovo, el gigante tecnológico chino. Nájera acusó a Lenovo por realizar “prácticas coercitivas o desleales de venta”, debido a que varios de sus equipos tienen instalado un secure boot que impide instalar software libre, del que no se indica de ninguna forma a sus clientes.

A pesar de que la marca argumentó que el secure boot busca garantizar que no se instalen programas piratas en sus equipos, Profeco consideró que no informó de manera oportuna al consumidor de todas y cada una de las características con las que contaba la computadora.

A pesar de que, durante las audiencias, Lenovo pidió archivar el caso y transferir la responsabilidad al distribuidor, Profeco determinó que la empresa violó el artículo 7 de la Ley de Defensa del Consumidor, por lo que le impuso una multa de 4 mil pesos, a pagar en un plazo de 45 días.

Lamentablemente, la resolución de Profeco no obliga a la compañía a revelar como se puede desactivar el secure boot, ni eliminarlo de futuros equipos.

“Profeco recaudó dinero para el Estado, pero no hizo efecto sobre Lenovo. Hoy no sabemos cómo Lenovo instala esa característica ni cómo se elimina. Como consumidor, se reconocieron mis derechos, pero no se resuelve el problema”, señaló Nájera.

Los registros de Profeco indican que, a lo largo del año pasado, Lenovo tenía 29 quejas en trámite.

fuente Proceso

temas