¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Las Calaveritas más geek de Código Espagueti

La tradición de las calaveritas llega hasta a los magnates de la tecnología y al gordito más popular del cine mexicano.

El Día de Muertos es una celebración tradicional de nuestro querido México, en la que honramos (o deshonramos) a personajes celebres con ingeniosos juegos de palabras a manera de verso a través de las populares calaveritas literarias. Por eso, en Código Espagueti decidimos festejar el Día de Muertos con 4 calaveritas dedicadas a 4 de los más importantes personajes geek del momento: Mark Zuckerberg, el polémico CEO y fundador de Facebook; Jeff Bezos, uno de los hombres más ricos del mundo y fundador de Amazon; Elon Musk, el impredecible fundador de Tesla y SpaceX; y nuestro querido Guillermo del Toro, el director mexicano de lo fantástico.

Guillermo del Toro

Por: Bruno Salazar

Estaba Guillermo
muy triste y rechoncho
pensando en la vida,
mirando hacia el cielo.

Vio una nube con forma de fauno,
vio los truenos de Zeus en su mano,
vio a la flaca, de triste mirada,
llegando y entrando en el agua.

Y juntos cantaron:
“¡que vivan los vivos
que vivan los muertos
que vivan los monstruos
que nos dio Guillermo!”

Mark Zuckerberg


Por: José Pulido

Jugaba Mark a los dados,
Cuando llegó la pelona,
“Tenemos que irnos volados”,
dijo en el Whats la malora.

Acongojado y perplejo,
Zuckerberg cerró el complejo,
Miles de usuarios bailaban,
Corrían likes, pululaban.

Internet está de fiesta,
Sin espías, ni cotejos,
Su director está muerto,
Es tendencia y no es funesta.

La pelona lo abrazaba
Porque Zuckerberg lloraba,
“Perdí todos mis millones”,
Ay, usuarios, que bribones.

Elon Musk

Por: José Pulido

Diablos, blasfemos y muertos
Estaban jugando arrancones,
Cuando apareció la Muerte
Y a todos amenazó:

“Yo tengo un choche potente,
Que anda solo en el averno,
Su conductor era un genio,
De ambiciones infernales.

Quería llegar a Marte,
Y hasta hizo un lanzallamas,
Elon Musk lo llamaban,
Cercano a Tesla en el arte.

Pero contra mí no hay quién,
Y apostando por su vida
El auto que andaba solo,
De su poder conquisté”.

Jeff Bezos

Por José Pulido

La calaca estaba triste,
No tiene un varo en la bolsa,
Irá por alguien pesudo,
Pelón, mamey y cornudo.

Se fue a la tierra la Muerte,
Mas olvidó su guadaña,
No por vicio, ni por maña,
Sino por echar una caña.

La idea llegó al instante:
Durante el buen fin en la web
En Amazon pediría
El alma de Bezos también.

Llegó el pedido y la flaca
Peló los dientes contenta,
“Pedir por Prime fue mejor”,
Amazon la enriqueció.