Se desintegró sin causar daños al entrar en nuestra atmósfera.

La ESA confirmó que, aproximadamente a las 6 de la tarde del 1 de abril, la Tiangong-1 entró en nuestra atmósfera y se desintegró “casi completamente” antes de impactar contra el mar, cerca del noroeste de Tahití. Tiangong-1 era una estación espacial china del tamaño de un camión escolar que dio mucho de que hablar en los últimos dos años, sobre todo luego de que se confirmó que estaba cayendo hacia la Tierra sin control luego de que los científicos chinos a su cargo habían perdido el control sobre sus movimientos.

“La fuerza aérea de Estados Unidos confirmó que la Tiangong-1 entró a la Tierra esta mañana a las 02:16 am (Hora del centro de Europa) sobre el Océano Pacífico-no demasiado lejos de un área desahabitada que se usa típicamente para reentradas controladas. Esta vez, dentro de las ventanas previstas por la ESA”.

El área que menciona la ESA es Point Nemo, el “cementerio de naves espaciales”, una zona del Pacifico que normalmente se utiliza para los descensos controlados de las naves espaciales de deshecho que regresan a la Tierra, y que actualmente resguarda bajo sus aguas a más de 150 naves.

De hecho, de acuerdo con los expertos, si la Tiangong-1 hubiera permanecido unos cuantos kilometros en el aire, habría logrado llegar a Point Nemo. Se sabe que algunas partes de la nave no se destruyeron en su ingreso a la Tierra, pero son tan pequeñas que no representaron un peligro al car al mar abierto.

fuente ESA

temas