El ex CEO de Apple cree que la película con Ashton Kutcher como Jobs, no retrató adecuadamente a Jobs, pero confía en la versión de Danny Boyle.

The Telegraph publicó el domingo una larga entrevista con John Sculley, el ex CEO de Apple que despidió a Steve Jobs en los ochenta, con motivo del lanzamiento de Obi, su nueva empresa de smartphones. En la charla, Sculley habló sobre la imagen que la cultura popular tiene de Jobs, indicando que la mayoría de las personas tienen una idea equivocada del fundador de Apple, al que se diviniza o sobre ataca casi de igual forma.

Sculley convivió durante años de manera muy cercana a Jobs, y aunque su relación terminó mal, durante mucho tiempo se consideraron grandes amigos.

“Steve y yo tuvimos una relación increíble, y mi conjetura es que la nueva película que se prepara proporcionará una imagen mucho más precisa de como era realmente él durante los primeros días de Apple”, dijo Sculley.

De acuerdo con el inversor, Jobs era una persona más humana de lo que las personas creen, y no el tirano que muchos afirman.

“El día que lo conocí fui con Steve al Museo Metropolitano de Arte, y caminamos a lo largo de la Quinta Avenida. Fuimos a una exposición de arte griego de la era helénica y a Tower Records, para que me mostrara su música favorita, incluyendo la música folk del sello Windham Hill y canciones de Joan Baez. Estábamos compartiendo cosas que nos gustaban, así empezamos a construir nuestra amistad, así que él no era sólo un miembro de la América corporativa que se lanzó en paracaídas en Silicon Valley”, señaló el directivo.

En 1984, después de que Jobs y Sculley colaboraron con Ridley Scott en el diseño del famoso comercial que se proyectó ese año en el SuperBowl, comenzaron a tener diferencias derivadas de su competencia por el control de la compañía, lo que terminó con su amistad. A pesar de que después de que fue despedido de Apple, Jobs nunca volvió a hablar con Sculley, el nuevo CEO de Obi sostiene que guarda una buena imagen del fundador de Apple.

jobscull
Steve Jobs y John Sculley cuando aun eran amigos

“Steve Jobs nos enseñó muchas, muchas lecciones, él era brillante, tenía un enorme talento. La gente tiende a centrarse más en los aspectos tiránicos de su personalidad, creo que eso no es justo. Se exagera porque es fácil simplificar y exagerar esa parte de su carácter. Él fue alguien que siempre mostró compasión y se preocupaba por otras personas. No digo que él no pudiera ser muy duro en las reuniones y tomar decisiones igual de duras, pero el Steve Jobs que yo conocí era una persona decente y con valores. Así que, sí, pienso que se ha dado una idea falsa de él en la cultura popular,” mencionó el directivo.

Sculley indicó que él se reunió en varias ocasiones con Aaron Sorkin y Danny Boyle buscando que la próxima película que tendrá a Michael Fassbender en el papel de Jobs sea una visión más cercana a la realidad.

“Mi apuesta es que la nueva película le dará a la gente una imagen más cercana a lo que era Apple en esos días. Hubo un filme previo [Jobs, con Ashton Kutcher] que simplemente fue atroz. Esa película irritó realmente a Woz [Steve Wozniak] porque era muy desacertada e increíblemente aburrida. Fue realmente horrible”, indicó el ex CEO de Apple.

Finalmente, John Sculley indicó que las compañías tecnológicas que se asientan actualmente en Silicon Valley tienen un enfoque centrado en la acumulación de dinero y no tanto en  la innovación.

“Eso no significa que actualmente no existan personas muy grandes que busquen cambiar el mundo. Para mi Elon Musk sería el principal en esta época, y detrás de él Mark Zuckerberg, Larry Page y Jeff Bezos. Pero Jobs sigue siendo el más grande CEO de todos los tiempos. Una de sus mayores fortalezas, y que todos pasan por alto, es que él era brillante en reclutar talento. Y lo lograba por su enorme carismática y su capacidad para contarte una historia convincente, llena de metáforas y poesía que le ayudaba a la gente a hacer cosas que nunca pensaron que eran capaces de hacer”.

El mismo Sculley fue uno de los que cayeron atraídos por las palabras de Jobs, debido a que fue reclutado cuando Sculley se desempeñaba como CEO de Pepsi, Jobs logró que dejara su lucrativo puesto en la refresquera al decirle “¿Quieres pasar el resto de tu vida vendiendo agua azucarada o prefieres tener la oportunidad de cambiar el mundo?”

fuente Telegraph

temas