El creador del concepto y el director de la más reciente película de Cloverfield explican las conexiones entre las películas.

A inicios del mes pasado todos nos sorprendimos cuando, en medio del Super Bowl, se anunció que Netflix estrenaría sin previo aviso The Cloverfield Paradox, la tercera cinta de la saga que consolidó la fama de J.J. Abrams. A pesar de que la película no es la mejor de las tres, tampoco es una completa porquería.

Además, sin estar seguros si esto es un acierto o un error, en The Cloverfield Paradox finalmente se revela la razón detrás de la aparición de las criaturas que hemos visto en las tres películas de la franquicia, usando el viejo truco de explicar todo con dimensiones alternativas y viajes en el tiempo.

Pero, para dejar todo más claro, el mismo Abrams junto con Julius Onah, director de The Cloverfield Paradox, concedieron una entrevista donde explican algunas de las ideas que intentaron exponer en la película que se estrenó en Netflix.

En la tercera película dan a entender que esa es la historia que inicia todo, pero al encender un acelerador de partículas afectan a muchas dimensiones y épocas, lanzando en ellas extrañas criaturas provenientes de una dimensión oscura. Con esto, lo visto en Cloverfield y 10 Cloverfield Lane serían hechos ocurridos en realidades diferentes infectadas por la Cloverfield Paradox.

Así lo explicó Onah:

“Ahora que hemos abierto múltiples líneas temporales y las cosas están sucediendo dimensionalmente, hay muchas formas de desarrollar lo que sigue y hacer que la franquicia funcione. Hay una buena idea en la conexión entre (los protagonistas de The Cloverfield Paradox) al momento de caen en el océano y se dan cuenta de que han caído en otra dimensión. Hay muchas más posibilidades que vendrán con otros aspectos de la historia”.

Abrams indicó hacia donde quieren llevar la franquicia:

“Por un lado, ahora puedes deci “bueno, ahora cualquier cosa podría ser una película de Cloverfield”, pero la intención nunca fue tomar una película y poner a Cloverfield en ella. La idea era decir que Cloverfield es una especie de paraguas bajo el cual todo tipo de géneros y emocionantes viajes pueden tener lugar”.

Por cierto, durante la entrevista Abrams y Onah confirmaron que el monstruo que vemos al final de The Cloverfield Paradox es el mismo que apareció en la primera película, sólo que completamente desarrollado. Diantres, esto es más confuso de lo que pensaba.

fuente Comic Book Movie

temas