No se sabe si fueron despedidos o se fueron por su propia voluntad.

El domingo por la tarde, sin que se dieran a conocer las razones, cuatro importantes ejecutivos de Twitter dejaron su puesto. Se tratan de Alex Roetter, responsable de Ingeniería; Kevin Weil, Director de Productos; Katie Stanton, encargada de Medios; y Skip Schipper, Director de Recursos Humanos.

Un par de horas después de que la información llegó a los medios, Jason Toff, responsable de Vine, anunció que también dejaba Twitter y se iba a Google.

Después de que se dio a conocer la noticia, Jack Dorsey, cofundador y CEO de Twitter, declaró que los ejecutivos se fueron por decisión propia y que él pensaba dar a conocer la noticia en el transcurso de la semana, pero la filtración a medios precipitó el anuncio. Sin embargo, los medios financieros señalan que fueron despedidos y que su salida podría estar vinculada con una “limpieza” de todos los empleados que no fueran cercanos a Dorsey.

Con la salida de estos directivos, Twitter pierde a cuatro de los nueve integrantes del equipo ejecutivo principal de la empresa. La ejecutiva más importante que dejó su cargo es Katie Stanton, quien era uno de los rostros más visibles de la compañía. Ella fue la encargada de abrir las sedes europeas de Twitter, además de tener una carrera impresionante, con empleos importantes en Google y la Casa Blanca.

“Puse todo mi corazón y alma en Twitter. Decidí renunciar porque es tiempo de dedicarle más energía a mi familia. El mundo necesita a Twitter y, antes de entregar mi gafete en unas semanas, continuaré alentando el continuo éxito de Twitter”, declaró Stanton.

Adam Bain, Jefe de Operaciones, asumirá de manera interina algunas de las tareas de los ejecutivos que parten. La salida de los directivos afectó las acciones de la compañía, que cayeron 5%.

Jack Dorsey ya no es el punk buena onda de su juventud. Es un lobo de Silicon Valley
Jack Dorsey ya no es el punk buena onda de su juventud, ahora es un lobo de Silicon Valley

Los medios financieros se han vuelto locos con la información, especulando con respecto a que la salida de los directivos es una estrategia de Jack Dorsey para tener más control dentro de la compañía. De ser cierto, ésta sería la primera medida en ese sentido, la segunda sería conseguir sacar a Evan Williams, cofundador de Twitter, uno de los mayores accionistas de la compañía y actualmente concentrado en potenciar a Medium, de la toma de decisiones de la red de microblogging. Un nuevo rumor apunta a que la intención de Dorsey es, después de tomar el control de la compañía, poner a Twitter a la venta.

fuente The Wall Street Journal

temas