A pesar de reportar números positivos en términos financieros, la red social ha comenzado a perder usuarios.

Twitter publicó hoy su reporte financiero correspondiente al cuarto trimestre (Q4) del 2015 y, como se esperaba, los números no son nada buenos. Sin embargo, ni el más pesimista de todos los analistas pudo prever lo que sucedió.

Por un lado, la compañía reportó ingresos por 710 millones de dólares y una pérdida neta de 90 millones. En comparación con el mismo periodo del año anterior, esto representa un crecimiento del 90% en ganancias y la reducción de un 27% en las pérdidas. Pero las buenas noticias financieras se vieron opacadas por otro dato: el crecimiento de usuarios.

No es ningún secreto que Twitter ha tenido muchos problemas para atraer usuarios en los últimos años, una situación se ha convertido en su mayor dolor de cabeza –por no decir pesadilla–. En el último trimestre la plataforma no creció, peor aún, bajó su número de usuarios activos al mes respecto al cuarto anterior (Q3), pasando de 307 millones a 305 millones (sin contar los seguidores por SMS).

Ahora Jack Dorsey se enfrenta a su mayor reto desde que asumió el puesto de CEO a mediados de año, que ya no sólo es acelerar el crecimiento de la base de usuarios, sino evitar que se vaya en picada. Hoy mismo Twitter anunció el cambio un gran cambio en la plataforma, con el cual comenzarán a mostrar tuits relevantes al inicio del timeline y ya no necesariamente en un orden cronológico.

Luego de darse a conocer el reporte, las acciones de Twitter se desplomaron en la bolsa, alcanzando un mínimo histórico.

Twitter-acciones

temas