Si eres un verdadero fan de los videojuegos, entonces no puedes dejar de pasar la oportunidad de jugar Spacewar!, considerado el segundo juego de video de la historia, sólo superado en tiempo por Tennis for Two.

Spacewar! nació en 1961 como un proyecto de un grupo de estudiantes del MIT, mismo que no tomó forma hasta que uno de ellos, Steve Rusell, decidió dirigirlo y completarlo un año más tarde, dedicando 200 horas de tiempo en el proceso. Sin saberlo, los futuros ingenieros del MIT hicieron historia con su creación, debido a que este juego fue el primer shooter de todos los tiempos, el primer videojuego multijugador, el primero en ser hackeado y el primero en la historia del entretenimiento electrónico que se convirtió en viral.

Curiosamente, la idea estuvo financiada indirectamente por el Pentágono, debido a que la recién creada DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, por sus siglas en inglés) les entregó una de las más potentes computadoras de la época: una PDP-1 del tamaño de tres refrigeradores con un costo de 100,000 dólares. La idea que este enorme aparato sirviera para realizar trabajos en el desarrollo de armamento tecnológico para el ejército de los Estados Unidos. En ese momento, el Pentágono solía dar cheques en blanco a cualquier proyecto que tuviera un mínimo enfoque relacionado con la carrera espacial o bélica; de esto se beneficiaron los alumnos del MIT.

Spacewar-02
Captura de un emulador de Spacewar!

 

 

Rusell y su equipo crearon el Spacewar! como un simulador espacial inspirados en los libros de ciencia ficción de E. E. “Doc” Smith, pero enfocado en ayudar a dar una aproximación de lo que podría avecinarse en caso de que la carrera espacial, que enfrentaba a los Estados Unidos con la Unión Soviética, diera lugar a enfrentamientos en el espacio. La imagen que los jóvenes programadores tenían de la probable guerra espacial es, por decir lo menos, curiosa: en el juego dos naves espaciales(controladas por dos diferentes jugadores) se enfrentan, obstaculizadas por la gravedad de una estrella colapsada que les dificulta maniobrar para impactar a su enemigo. Los jugadores podían realizar diferentes acciones como acelerar, moverse por la pantalla y disparar.

Los desarrolladores nunca pensaron que su juego podría comercializarse, debido a que en esa época las computadoras eran excesivamente caras, sólo al alcance de instituciones de investigación, universidades o dependencias de gobierno. Por ello, obsequiaban el código de Spacewar! a cualquiera que se los pedía. Un año después de su creación el juego era muy popular en las universidades con ingenierías avanzadas, tanto que incluso la Universidad de Stanford lo prohibió durante las horas de oficina y clases. La fama del juego en los centros de enseñanza fue tanta que incluso Nolan Bushnell lo cita como su inspiración para crear a Atari, debido a que fue su primer acercamiento con los videojuegos cuando estudiaba en la Universidad de Utah.

Ahora, gracias al proyecto de restauración del Computer History Museum, es posible tener acceso al código original de Spacewar! para la PDP-1. Y mejor aún, si quieres conocer de primera mano este trozo de historia de los videojuegos, puedes jugarlo en cualquier computadora desde un emulador que corre en este enlace.

vía Medium

fuente Computer History Museum

temas