La popular tienda de tecnología, no pudo hacerle frente al mercado online.

Tras operar por 94 años como una de las tiendas de electrónica más populares, la cadena RadioShack, ha llenado oficialmente el acuerdo de bancarrota, dando inicio oficial a la venta de más de 2,400 de sus 4,000 tiendas en los Estados Unidos y el cierre definitivo de aquellas que no hayan sido vendidas. Esto no significa que será el final definitivo de la marca; ésta vivirá a través del acuerdo que su mayor accionista, Standard General mantiene con Sprint, que se encargaría de la mayoría de las tiendas que operan actualmente en el país norteamericano.

Con el acuerdo, la nueva fusión entre RadioShack y la compañía de telecomunicaciones Sprint tendría como consecuencia el establecimiento de tiendas que ocupen 3 cuartas partes de 1,750 sucursales existentes de RS en donde se llevará a cabo la venta de teléfonos celulares y planes de todas las marcas disponibles en ella, como Boost y Virgin Mobile. Todas las tiendas adoptarán una nueva imagen que destacará la marca de Sprint en cada aparador y materiales de mercadotecnia. Sólo hay que esperar a que los jueces aprueben lo estipulado en el acuerdo, proceso que podría llevar algunos meses.

Este acuerdo no afectará las tiendas en México, y tampoco las de Asia. Al reconocer su banca rota, la empresa automáticamente ha dejado de formar parte de la Bolsa de Nueva York así como del Sistema Internacional de Cotizaciones, por la Bolsa Mexicana de Valores. RadioShack se enfrentó a pérdidas que fueron acumulándose hasta que en el último trimestre de 2014, sus ventas se desplomaron un 16%, perdiendo recursos para mantener abiertas más de 5,000 tiendas.

vía The Verge

temas