El mítico teléfono de Nokia recibe una descarga de un millón de voltios y sigue funcionando.

En la historia de los teléfonos celulares hay un equipo que ha pasado a la historia como uno de los más resistentes: el Nokia 3310. En la memoria colectiva este teléfono tiene fama de indestructible, sin importar la enorme cantidad de equipos que hayan intentado usurpar ese puesto.

Seguramente se preguntarán ¿por qué?, ¿qué le dio al Nokia 3310 esa fama? Para responder esta pregunta no buscaremos en el pasado, sino en el presente.

El youtuber ruso Alexander Kryukov, mejor conocido como Kreosan, suele poner poner a prueba equipos electrónicos con fuertes descargas eléctricas, temperaturas elevadas y otros experimentos. Ahora, Kreosan sometió a una carga de un millón de voltios a dos teléfonos: un smartphone con Android y el Nokia 3310.

A los pocos segundos el teléfono inteligente falla, mientras el “Chuck Norris” de los equipos móviles hace honor a su leyenda y soporta la descarga completa, para después seguir funcionando. El video del experimento es algo digno de ver.

fuente Kreosan (YouTube)

temas