El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, dijo a la prensa que el comportamiento de Musk fue inapropiado.

Elon Musk planea construir un avión eléctrico

(Joe Rogan Experience)

Hace algunos meses, Elon Musk decidió fumar marihuana en el podcast de Joe Rogan en YouTube para celebrar su intención de construir un avión eléctrico. Muchos lo celebramos, y hasta nos cayó mejor, pero otros (la policía de la moral) lo juzgaron negativamente. Tal es el caso de Jim Bridenstine, el administrador de la NASA.

Según The Atlantic, el también político norteamericano declaró en una conferencia de prensa que Elon Musk “no inspiró confianza” al fumarse un toque de mota y eso generó que Space X esté sujeta a revisión de seguridad por parte de la NASA. ¿En serio, por fumar un poco de marihuana?

Bridenstine dijo:

“Les diré que no fue útil y que no inspiró confianza, y los líderes de este tipo de empresas deben tomar esto como un ejemplo de qué hacer cuando se dirige una organización que va a lanzar astronautas estadounidenses”.

Lo cierto es que el administrador de la NASA ha seguido de cerca los pasos de Elon Musk pues, desde antes de que Musk fumara marihuana, ya había pedido una revisión de la cultura corporativa de SpaceX y Boeing, así como una revisión de seguridad de los proveedores de ambas compañías.

Bridenstine asegura que esta decisión fue tomada luego de algunos accidentes que han marcado la historia de la NASA (como el del Apolo I en 1967 donde murieron tres astronautas).

Dice el administrador:

“¿Cuál fue la cultura de nuestros contratistas? ¿Hubo personas que estaban levantando una bandera roja que no escuchamos, y en última instancia, esa cultura contribuyó al fracaso y, en esos casos, al desastre?”.

Finalmente, Bridenstine asegura que ha tenido muchas conversaciones con Elon Musk sobre su comportamiento y aclaró que el directivo está “tan comprometido con la seguridad como cualquiera, y que entiende que no fue un “comportamiento apropiado, y que no volverá a hacerlo”.

No entendemos muy bien cómo se relaciona fumar marihuana es un comportamiento inapropiado, sobre todo cuando no estás trabajando, ni procurando la seguridad de su compañía o sus trabajadores, pero en fin, al parecer Musk tuvo que doblar las manos y aceptar que no estuvo padre “echarse un toque”.

fuente The Atlantic

temas