La compañía de Redmond está realizando pruebas para mejorar los juegos en la nube con ayuda de su servicio Azure.

Desde hace días han surgido rumores que señalan que Microsoft esta invirtiendo dinero y esfuerzo en desarrollar tecnología que ayude al siguiente paso en la evolución de los videojuegos, volver obsoletas a las consolas y comenzar a ver a la nube como el lugar donde se alojarán los juegos de las próximas generaciones.

El gran problema que actualmente se enfrentan los juegos alojados en la nube es el constante lag que vuelve frustrante la experiencia de los usuarios. Para solucionar este problema, Microsoft se encuentra desarrollando el proyecto DeLorean, del que se sabe relativamente poco.

Ayer, el sitio Neowin publicó información de este proyecto, aunque sin mencionarlo como DeLorean, señalando que el truco detrás de superar los problemas que actualmente sufren los juegos en la nube es gracias al uso de la plataforma Azure, la misma que sirve de base a Project Adam, el sistema de inteligencia artificial que está desarrollando Microsoft Research.

Azure usa los data centers de Microsoft para alojar grandes cantidades de datos, y, de acuerdo con la información dada a conocer, las primeras pruebas ya permiten correr juegos de Xbox 360 y Xbox One a 60 cuadros por segundo sin necesidad de una consola. Además, Azure permitirá que los usuarios del futuro servicio cuenten con toda la interfaz del Xbox desde la comodidad de cualquier navegador, debido a que no es exclusivo de Internet Explorer.

El prototipo de este servicio no es perfecto, pues se cree que todavía hay muchas barreras que superar para llevar este producto al mercado, por ello todavía ni siquiera se habla de un probable lanzamiento.

fuente Neowin

temas