La empresa de Mountain View invertiría mil millones de dólares en 180 satélites que llevarían Internet a zonas de difícil acceso.

Como parte de uno de los muchos proyectos de Google por incrementar el número de usuarios con acceso a la red, actualmente se encuentran estudiando la viabilidad de una idea que utilizaría satélites similares a los que orbitan la estratosfera con fines científicos, aunque ellos piensan usarlos como puntos de acceso a Internet en zonas donde se dificulta que la señal llegue por medios tradicionales.

Los satélites de Google se diferenciarían de otros al estar suspendidos en puntos más bajos de la estratosfera, y de realizarse este proyecto requeriría una inversión de entre mil y tres mil millones de dólares. Aparentemente, el proyecto está liderado por la empresa de satélites de comunicaciones O3b, de la que Google es en parte dueña. De acuerdo con las filtraciones, actualmente este plan se encuentra en etapa de estudio, aun así ya iniciaron las primeras pruebas con satélites para medir el grado de cobertura que se obtiene.

A pesar de las buenas intensiones de Google, los expertos no le auguran un buen porvenir con este plan, debido a que su proyección de costos luce bastante pequeña en comparación con lo que, se estima, deberán invertir si deciden llevar a cabo el proyecto. Además creen que la empresa no ha tomado en cuenta las regulaciones con respecto a la órbita satelital que existen en diferentes países. Asimismo, otros personajes del mundo tecnológico, como Bill Gates, han cuestionado si es adecuado gastar tanto dinero en llevar Internet a todos los puntos del planeta cuando existen problemas más graves, como la desnutrición y la malaria.

fuente The Wall Street Journal

temas