Google realiza donaciones a grupos que niegan el cambio climático

Google asegura que el hecho de dar dinero a estas organizaciones no significa que apoyen su agenda política.

Todo parece indicar que Google ha realizado contribuciones “sustanciales” a algunos detractores del cambio climático en Washington a pesar de su insistencia en apoyar las acciones políticas relacionadas con este tema.

De acuerdo con The Guardian, Entre los múltiples grupos que Google ha incluido en su sitio web como beneficiarios de sus donaciones políticas, hay más de una docena de organizaciones que han hecho campaña en contra de la legislación climática y que cuestionan la necesidad de actuar sobre las advertencias que expertos y ambientalistas han proclamado.

También te recomendamos: Greta Thunberg comparece contra el Cambio Climático en el Congreso de Estados Unidos

Entre la lista destaca el nombre de Competitive Enterprise Institute (CEI), un grupo político conservador que jugó un papel decisivo para convencer a la administración Trump de abandonar el acuerdo de París y ha criticado a la Casa Blanca por no desmantelar más normas ambientales.

Esto no sería tan relevante para Google de no ser porque la compañía aseguró que se sentía decepcionada por la decisión del Gobiernos de Estados Unidos por abandonar el famoso el acuerdo del cambio climático, por lo que la actitud de los de Mountain View resulta contradictoria.

La investigación de The Guardian también señala que Google es patrocinador de una reunión anual de State Policy Network (SNP), una compañía que apoya a grupos conservadores, incluido el Heartland Institute, el cual es grupo de radicales anticiencia que ha criticado severamente a la joven Greta Thunberg.

Google ha intentado defenderse diciendo que el hecho de que realicen ese tipo de contribuciones no significa que respalden “toda la agenda de estas organizaciones”, en realidad fuentes cercanas a la compañía aseguran que la compañía realiza dichas donaciones para tratar de influir en los legisladores conservadores y, lo más importante, para ayudar a financiar la agenda desreguladora que los grupos defienden.

En este sentido, un portavoz de Google aseguró que:

“No estamos solos entre las empresas que contribuyen a las organizaciones, mientras que estamos en total descuerdo con ellas sobre la política climática. Amazon, como Google, también patrocinó la gala CEI”.

La declaración resulta nuevamente extraña, porque en otras palabras le están dando dinero a las organizaciones cuyas políticas conservadoras van en contra de los principios de la compañía.

Google también ha donado sumas no reveladas al Insituto Cato, el cual ha expresado abiertamente su oposición a la legislación climática y ha cuestionado la gravedad de la crisis. Además se suman a la lista, el Centro Mercatus, Heritage Foundation y Heritage Action, responsables de atribuir el apoyo a los acuerdos de París a élites cosmopolitas cercanas al entonces presidente Barack Obama.

La empresa de Mountain View asegura que su posición frente al cambio climático sigue siendo la misma y que desde 2007 operan como una compañía neutral en carbono a la vez que destaca que, por segundo año consecutivo, alcanzaron el 100% de energía renovable para sus operaciones globales.

ANUNCIO