Un clavo más en el ataúd. Google confirmó que a partir del 1 de septiembre se bloquearán en Chrome muchos de los anuncios que estén en Flash, esto con el objetivo de ofrecer un mejor rendimiento en el navegador.

Ya en junio pasado la compañía había anunciado que se congelarían los contenidos Flash para incrementar la velocidad de carga y reducir el consumo de energía en los equipos, comenzando así con el salto definitivo a otras tecnologías y en específico a HTML5. A partir de septiembre, los anuncios y videos en Flash serán deshabilitados, pues sólo se dejarán aquellos elementos que sean esenciales para el funcionamiento del sitio.

Google también está ayudando a los anunciantes a mudarse a HTML5, pues al subir una anuncio en Flash a AdWords, el sistema lo transformará automáticamente al nuevo formato. A inicios de este año los de Mountain View anunciaron que YouTube también abandonaban Flash como estándar, y ahora en Chrome le puso fecha definitiva a lo que ya es la crónica de una muerte anunciada.

fuente Google AdWords (Google+)

temas