Jack Dorsey, CEO de Twitter, rompe el silencio tras el hackeo de su cuenta

Y tristemente, dijo que aún no tiene número de teléfono.
(Foto: Reuters)

Jack Dorsey, CEO de Twitter, ha vuelto… sin número telefónico. Desde el pasado viernes, cuando un grupo de hackers conocidos como el Chuckling Squad intervinieron la cuenta personal de Dorsey tuiteando al menos dos docenas de mensajes que incluían insultos raciales, el cofundador de Twitter no mencionó una sola palabra al respecto. Cinco días después del suceso, finalmente rompió el silencio.

“Hola Melbourne”, escribió Dorsey, aparentemente sin la intención de explicar qué había ocurrido el viernes, hasta que inició un intercambio de tuits con la periodista Kate Conger de The New York Times, quien tuvo la curiosidad de preguntarle en dónde había estado. Acaso, ¿se encontraba de viaje en “la playa”?, en referencia al festival Burning Man (Hombre en Llamas) en Black Rock, Nevada, Estados Unidos, un espectáculo que de acuerdo con Business Insider se ha vuelto popular entre los empresarios de Silicon Valley. Pero no fue el caso, según Dorsey. Solo se trató una broma en Twitter cuando algunas personas comenzaron a decir que, al momento de ser hackeada su cuenta, él estaba descansando en el famoso festival.

“Solo fui una vez: en 2005. ¿Por qué preguntas?”, contestó Dorsey a Conger. “Porque no te he visto en el sitio web (Twitter)”, respondió ella.

https://twitter.com/kateconger/status/1169056012914941953?ref_src=twsrc%5Etfw

La cuenta de Dorsey fue hackeada a través de una técnica de intercambio de SIM permitiéndole a los piratas cibernéticos hacer pulicaciones desde el servicio “tweet-to-text”. Al parecer, Dorsey se conectó a la plataforma Cloudhopper, una empresa adquirida en 2010 por Twitter, olvidando revocar los privilegios. Así, fue como lograron secuestrar su cuenta y enviar repetidos mensajes ofensivos (incluso nazis) logrando obtener acceso a su número telefónico, como el mismo Dorsey lo explicó:
“Tuve un problema con mi proveedor”, mencionó brevemente.

Sin embargo, tras varios días de haber sucedido esto, según Dorsey, aún no ha logrado recuperar su número de teléfono. Ni siquiera tiene uno, vaya.

¿Cuánto tiempo tardó en recuperar su número?, escribió de nuevo la periodista. “Actualmente no tengo uno”, respondió.

Dorsey no volvió a responder más mensajes, pero al igual que Conger, nos intriga saber: “¿Se siente incómodo, tranquilo o de alguna otra manera?”