De inicio el servicio será exclusivo en los Estados Unidos, las tarjetas permitirán hacer compras y retirar efectivo de cajeros automáticos.

Las empresas de tecnología cada vez controlan más aspectos relacionados con los negocios, de entrada ya manejan la mayoría de las transacciones del comercio electrónico. Google ha decidido dar un paso más allá y, todo indica, que se dirige a convertirse en un banco.

A partir de ayer, la empresa dueña del buscador más importante de internet ha comenzado a ofrecer tarjetas de débito a los usuarios en Estados Unidos de su aplicación Google Wallet. Desde hace un año Google inició su aventura en el negocio de los servicios financieros ofreciendo préstamos a sus clientes para que pudieran anunciarse en el buscador.

Con su nueva tarjeta de débito, Google busca aumentar su mercado, ya no se enfocara únicamente en anunciantes, sino que su tirada es llegar al consumidor masivo. Los usuarios de Google Wallet ahora podrán comprar productos en tiendas físicas con terminales MasterCard, así como retirar del cajero dinero de sus cuentas bancarias o del monedero electrónico. El servicio se les ofrece gratis y no está sujeto a comisiones de uso.

Con este servicio Google sigue expandiéndose, su irrupción en la banca es solo una de sus apuestas de crecimiento. La empresa tecnológica ya es considerada como operadora eléctrica en Estados Unidos, debido a que es capaz de generar su propia energía para alimentar los servidores que están en su sede central en MountainView, además tiene la autorización de negociar precios y de poder vender la electricidad que no utiliza.

Ya sea por el crecimiento del uso de monedas virtuales (como Bitcoin) o por sus crisis internas, cada vez es más grande interés que le prestan a la banca a los gigantes de internet.

vía El País

temas