Uno de los carteles del clásico de Studio Ghibli oculta un desgarrador secreto entre las sombras.

Isao Takahata, cofundador de Studio Ghibli, creó una de las películas más hermosas y tristes de la historia del cine. Y es que La Tumba de las Luciérnagas es sin duda una de las historias más desgarradoras sobre la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, luego del reciente fallecimiento de Takahata, algunos fanáticos han puesto sus ojos nuevamente en el filme para descubrir que uno de los pósters de la cinta tiene un sutil y devastador detalle que casi nadie había notado.

En este famoso cartel todo parece normal, pero si lo miramos más de cerca una sombra se ciñe sobre las cabezas de Seita y Setsuko.

Todo parece indicar que se trata de un avión B29 escondido entre la espesura de la noche. Y esta teoría se puede confirmar si alteras los colores de la imagen, donde, sin lugar a dudas, la sombra del avión se posa sobre el contrastante paisaje.

Y si se alteras aún más el color, entonces las hermosas luciérnagas empiezan a confundirse con otros puntos incendiados que parece bombas o balas.

En el póster más famoso de la película la presencia del B29 es clara, sin embargo, cuando se trata de un gesto sutil, una apenas insinuada referencia, todo cobra otro matiz. Y es que fueron justamente aviones Boeing B-29 los que lanzaron las bombas atómicas que arrasaron las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. 

El avión estuvo siempre en el póster de La Tumba de las Luciérnagas, como si se tratara de la terrible sonrisa de la muerte.

fuente Kotaku

temas