El descubrimiento indica que los vestigios tienen 245 millones de años.

No todos los dinosaurios eran ovíparos. Al menos así lo demuestra un fósil que fue encontrado en la región de Luoping ubicada al suroeste de China y el cual conservaba en su abdomen el embrión de una de sus crías. Por lo tanto, un grupo de paleontólogos determinaron que se trata del primer reptil prehistórico que no ponía huevos.

Los restos corresponden al género de los Dinocephalosaurus, una especie de reptiles acuáticos que vivieron durante el Triásico. Esta especie consumía peces que absorbía al abrir la boca, como algunos cetáceos, pero por un momento los científicos responsables del hallazgo consideraron que se trataba de alguna presa que el reptil prehistórico había ingerido. Al final, gracias a la postura en la que se encontraba el animal en el interior del saurio, los científicos determinaron que se trataba de un embrión y no de comida.

La cría se encontraba en posición fetal y, gracias a que en el interior del fósil encontraron también los restos de un pez, los investigadores pudieron determinar que se trataba de una cría. El estudio publicado en Nature, reafirma que esta especie medía más de 4 metros, de los cuales su cuello correspondía a la mitad del cuerpo.

Debido a que esta especie está clasificada taxonómicamente dentro del grupo de los dinosaurios, las aves y los cocodrilos modernos, los científicos creían que también ponían huevos. Entonces lo más impresionante es que el hallazgo representa una clave para comprender la evolución animal, pues, según la investigación, el Dinochephalosaurus tuvo que evolucionar para poder dar a luz en el mar.

fuente Nature

temas