Y pronostica una gran crisis laboral dentro de 20 años por culpa de la inteligencia artificial y los robots.

Elon Musk es uno de los miembros de la comunidad tecnológica que más se ha mostrado preocupado por el avance de la inteligencia artificial, incluso donando millones de dólares para prevenir su avance sin control.

En una conferencia privada ofrecida durante la Cumbre Mundial del Gobierno en Dubai, el CEO de Tesla y SpaceX indicó que, para poder competir de igual a igual con la inteligencia artificial, los seres humanos necesitarán fusionarse con las máquinas, dando como resultado una nueva especie de cyborgs.

“Con el tiempo, creo que veremos una fusión más estrecha de las inteligencias biológicas y las inteligencias digitales. Esto se deberá, sobre todo, al ancho de banda, la velocidad con la que se conectará tu cerebro y tu versión digital. En el futuro tendrá que ser mucho más rápido”, dijo Musk.

Musk sostuvo que, si no nos ponemos a trabajar en mejorar nuestra especie, la inteligencia artificial nos volverá obsoletos. Y recalcó que poco a poco somos superados por los robots, poniendo como ejemplo que las computadoras actuales pueden comunicar “un trillón de bits por segundo”, mientras que los humanos, cuyo método de comunicación principal es la escritura, sólo pueden transmitir un máximo de 10 bits por segundo.

A pesar de que Musk aclaró que actualmente la inteligencia artificial no es una competencia para los seres humanos, dijo que su ritmo de desarrollo hará que nos volvamos irrelevantes dentro de algunos años, y volverá a las computadoras y robots del futuro en los seres más inteligentes sobre la Tierra. Por eso, será necesario fusionarnos con las máquinas para poder modificar o mejorar nuestros cuerpos a un ritmo acelerado.

“El avance de la inteligencia artificial es patente en los coches autónomos, como los que mi compañía está desarrollando. Esto será real y funcional mucho más rápido de lo que imaginan. Para alcanzar a la IA, es necesario desarrollar una especie de interfaz de gran ancho de banda que se conecte con el cerebro. Esto nos permitirá lograr una simbiosis entre la inteligencia humana y la máquina, y tal vez resuelva el problema del control de la IA y el problema de la utilidad de los seres humanos”, declaró Musk.

La propuesta del millonario es desarrollar una nueva capa del cerebro capaz de acceder a la información rápidamente y aprovechar la inteligencia artificial para el servicio humano. Musk también declaró que la primera batalla entre los seres humanos y la inteligencia artificial comenzará dentro de 20 años, pero no será al estilo Terminator, sino una guerra por los trabajos, debido a que oficios tan comunes como el de chofer de autobús o burócrata serán realizados eficientemente por las máquinas. Incluso atinó a comentar que en dos décadas el 15% de la mano de obra del mundo estará desempleada por culpa de la inteligencia artificial.

“Tenemos que encontrar nuevos roles para lo que hará toda la gente que se quede sin trabajo. El avance de la inteligencia artificial será muy perjudicial para el trabajo humano remunerado y toda esa revolución laboral sucederá dentro de muy corto tiempo”, concluyó Musk.

No es la primera ocasión que Musk habla sobre el problema laboral que representará en el futuro cercano el desarrollo de la inteligencia artificial, anteriormente, de forma exageradamente optimista, indicó que perder los trabajos manuales podría ser una oportunidad para que el ser humano se desarrolle de otras formas, y realice “nuevas cosas complejas e interesantes”. Puede ser, pero es muy probable que esos seres humanos que puedan dedicarse a la contemplación, el arte y la poesía, sean los súper millonarios como el propio Musk, mientras que grandes capas de la población vivirán en el abandono y la pobreza.

fuente CNBC

temas