El más famoso saiyajin pudo protagonizar uno de los mejores juegos de Master System de la historia.

Si eres muy joven no recordarás a Alex Kidd, un extraño niño narizón que intentó ser la primera mascota de Sega. El feo diseño de Alex Kidd en occidente -similar a Chabelo- le impidió competir de igual a igual con Super Mario, la mascota de Nintendo (que sí conservó su diseño original japonés), y poco a poco Alex Kidd quedó relegado, sobre todo cuando surgió Sonic, que terminó por ocupar su lugar como el personaje emblema de Sega.

imagen de la portada de Alex Kidd, un videojuego de sega.
El feo diseño occidental de Alex Kidd

Ahora sabemos, gracias a Kotaro Hayashida (creador de Alex Kidd), que inicialmente Sega intentó competir con Nintendo, su máximo rival, lanzando un juego basado en Dragon Ball que apuntalaría su consola  SEGA Mark III (conocida en occidente como Master System), pero lo caro de comprar la licencia del anime (que tenía poco de haberse lanzado en Japón, pero ya era un hito) los obligó a tener que descartar esa idea, y tuvieron que crear a un personaje nuevo.

Hayashida reveló la información en el nuevo volumen del libro Untold History of Japanese Game Developers, donde revela que al dejar de estar pensando en realizar una adaptación de Dragon Ball puedo ser más creativo con los elementos del primer juego de Alex Kidd.

“Sega planeaba hacer un juego de Dragon Ball… ¡Supongo que todo esto sucedió hace suficiente tiempo, así que está bien que hable de esto! El proyecto comenzó como un título de Dragon Ball, no como un competidor directo de Super Mario Bros. Pero cuando nos dijeron que ya no podíamos usar la licencia de Dragon Ball, nos vimos obligados a usar nuestras propias ideas. Por ejemplo, cuando era un juego de Dragon Ball, Goku peleaba con su báculo mágico, pero lo cambiamos por un ataque de golpes cuando se convirtió en un proyecto original. Fue sólo después de que se nos ocurriera el plan de reiniciar el proyecto como Alex Kidd in Miracle World que comenzamos a pensar en hacer algo al estilo de Super Mario, y en buscar maneras de diferenciar el título de él”, indicó Hayashida.

Al ver Alex Kidd in Miracle World actualmente es inevitable ver cierto parecido con las primeras aventuras de Goku, incluyendo el tipo de paisajes e incluso algunos enemigos.

Por cierto, la razón detrás del encarecimiento de la licencia de Dragon Ball fue que Bandai estaba negociando un acuerdo por los personajes, que le permitió lanzar los primeros juegos de Dragon Ball, aunque no llegaron a las consolas de Sega, sino al popular Famicom de Nintendo. Como curiosidad, el primer juego de Dragon Ball realizado por Bandai sí llegó a nuestro continente, pero lo rebautizaron como Dragon Power, le cambiaron todo el arte y varios sprites para darle un look menos “aniñado”… como era de esperarse, sólo echaron todo a perder.

fuente Nintendo Life

temas