La investigación puede ayudar a crear un dispositivo más económico para el tratamiento de la sordera. 

El implante coclear es un desarrollo de alta tecnología que por años ha asistido a las personas con discapacidad auditiva para lograr recuperar total o parcialmente dicho sentido, al menos mientras éste se encuentra encendido. Pero una de las desventajas de este tipo de implantes es el alto costo que pueden llegar a tener, superando incluso los 40,000 dólares y de requerir intervenciones quirúrgicas que tienen un costo adicional. En muchos casos, esto los convierte en algo inaccesible.

Sin embargo, una reciente desarrollo tecnológico podría ofrecer una nueva esperanza para aquellos que padecen sordera. Se trata de un dispositivo Bluetooth, que ha sido creado a partir del trabajo de un pequeño equipo de ingenieros y neurólogos de la Universidad Estatal de Colorado (Estados Unidos). Sorpresivamente, el aparato funciona sólo tocando la lengua del paciente.

El mecanismo es relativamente sencillo, pues sólo consta de una pequeña pieza Bluetooth que se coloca en el oído, la cual detecta el sonido y envía impulsos eléctricos al retenedor que estimula la lengua por medio de electrodos, para finalmente lograr escuchar palabras específicas. Aparentemente el aparato no genera ninguna clase de dolor o picazón al ser adherido a la lengua, sin embargo, es probable que de vez en cuando el paciente llegue a tener una sensación similar a un burbujeo de refresco en ella. Sus creadores pretenden que, además de estimular directamente el nervio auditivo, el dispositivo tenga otro tipo de aplicaciones, como un traductor de idiomas.

El motivo por el que la lengua funge como el punto clave de esta investigación es la sensibilidad de dicho músculo, que se asemeja a las yemas de los dedos y el sistema de lectura Braille. Las mentes detrás de la investigación creen que de tener éxito, podrán entonces desarrollar una versión mucho más discreta que se instale en la boca sin ser visible prácticamente invisible, sin embargo, este dispositivo es recomendado para pacientes que no hayan perdido totalmente el oído, ya que estimula principalmente los puntos más débiles de su capacidad auditiva. Lo más importante es que un producto así no tendría un costo tan elevado, alcanzando un aproximado de 2,000 dólares.

vía Telegraph

fuente Universidad of Colorado (Blog)

temas