Un equipo de arqueólogos descubrió los tatuajes más antiguos de los que se tengan registro.

Un nuevo hito en la historia de los tatuajes acaba de ocurrir. Un equipo de arqueólogos, encabezados por Daniel Antoine, descubrió una curiosidad en dos momias (una femenina y otra masculina) que vivieron en el actual  Gebelein, Egipto, alrededor de los años 3351 al 3017 a. C. Lo más interesante de todo es que tenían tatuajes complejos.

El hombre tiene dos tatuajes, uno representa a un toro salvaje y a una especie de oveja primitiva. La momia femenina tiene cuatro signos similares a “S” en el hombro. Por si fuera poco, la mujer sería el tatuaje más antiguo descubierto en un cuerpo femenino. Las dos momias vivieron antes de las dinastías faraónicas de Egipto, y su momificación fue completamente natural, gracias a la salinidad y la sequedad del desierto.

foto de momia masuclina con tatuaje
La momia masculina

Así es, existe una momia masculina con tatuajes más antigua que la recién encontrada, el famoso Ötzi el Hombre de Hielo, que vivió 50 año antes, pero sus tatuajes son muy simples (principalmente líneas). Los expertos suponen que los tatuajes de Ötzi, tomando en cuenta las zonas del cuerpo donde se ubicaban (extremidades) eran una forma primitiva de acupuntura.

una foto de una momia
el tatuaje de la momia femenina

En sentido diferente, los tatuajes de las dos momias de Gebelein son decorativos, y podrían tener un sentido simbólicos. Las dos momias fueron descubiertas en la década de 1890, y formaban parte del acervo del Museo Británico desde el siglo XX. Los tatuajes habían estado ocultos durante décadas, pero fueron identificados gracias al uso de  infrarrojos.

fuente BBC

temas