Del Toro convenció a Cuarón para dirigir Harry Potter

(Notimex)

El director de Cronos tuvo que decirle “bastardo engreído” a Alfonso Cuarón para que éste decidiera dirigir Harry Potter.

Muchos están de acuerdo, hasta la fecha, en que la mejor película de Harry Potter es Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, la cinta que fue dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón. La película se hizo famosa, porque presentó una versión un poco más oscura de Harry en plena pubertad y consiguió no romper la esencia de los libros.

Pero Cuarón no quería dirigir Harry Potter en un principio, tuvo que venir Guillermo del Toro a darle un coscorrón para que lo hiciera. El propio Cuarón reveló en el marco de la promoción de Roma (su película más reciente) que pese a sus dudas iniciales, al final decidió hacerse cargo de la película cuando del Toro le dijo “eres un bastardo arrogante” y lo mando a leer los libros.

Dice Alfonso Cuarón en entrevista a Vanity Fair:

“Hablé con Guillermo, como siempre lo hago, y el me preguntó ‘¿En que estás? ¿Hay proyectos en marcha? Le dije ‘estoy postulado para Harry Potter, ¿Puedes creerlo?’ E incluso me reí de eso. No había leído los libros ni visto las películas. Y después de eso me miro enojado […] Me dijo ‘maldito flaco ¿Has leído los libros?’ y le respondí ‘no, no he leído los libros’. Él me dijo ‘maldito flaco eres un bastardo arrogante. Vas a ir ahora a la librería, vas a tomar los libros, los vas a leer y me vas a llamar de inmediato’”.

Al final, Cuarón fue a la librería. Leyó los dos primeros libros con entusiasmo y cuando estaba a la mitad del tercero, El prisionero de Azkaban, llamó a del Toro para decirle: “Bueno, el material es realmente genial” y del Toro simplemente contestó “Ves maldito…”, imaginamos que hijo de la chingada, pero eso no lo dice Alfonso Cuarón en la entrevista.

Al final, Cuarón venía de filmar Y tu mamá También y reconoció que Harry Potter y el Prisionero de Azkaban era todo un reto porque no podía decepcionar a los fans de la saga que ya estaban muy encaminados con las primeras dos películas.

Sobra decir que Cuarón lo consiguió y además imprimió un estilo muy peculiar a la película que no se logró recuperar después del todo en las cintas posteriores. Y aunque Harry Potter y el Prisionero de Azkaban no fue la primera película que Alfonso Cuarón grabara en Hollywood, sí fue la que le permitió entrar a las grandes producciones Hollywoodenses.

fuente Vanity Fair

temas