El director descansará un año, y luego regresará con todo para demostrar su talento.

Guillermo del Toro se encuentra en los cuernos de la Luna luego del inesperado éxito de The Shape of Water, que es la gran favorita en todas las premiaciones a lo mejor del cine, incluyendo los Oscar. Por eso Fox, la productora de la última cinta del tapatío, está consintiendo al “gordo” complaciendo todo lo que pida. Después de aceptar que se tome un año sabático, también aceptó y anunció los dos proyectos en los que está más interesado nuestro compatriota.

En el primero sólo participará como productor, y será una película de terror a cargo de Scott Cooper (Hostiles). Se trata de la cinta Antlers, que contará una historia sobrenatural en la que un profesor descubre que la familia de uno de sus alumnos más problemáticos guarda un terrible secreto. Del Toro es un gran admirador del trabajo de Cooper, que ha centrado su carrera en trabajos más intimistas, y que finalmente dará el salto al cine de terror-fantasía con Antlers.

Pero Fox también cerró un trato para producir la próxima cinta que dirigirá y escribirá Del Toro. Así, el mexicano actualmente se encuentra escribiendo el guión de un remake de Nightmare Alley (El Callejón de las Almas Perdidas), una de las cintas más importantes de Tyrone Power durante los años 40.

“Estoy encantado de continuar mi asociación con Fox Searchlight, una relación de producción que se ha forjado durante la realización de The Shape of Water. Todos los miembros del estudio son grandes representantes del cine de verdad. Con Nightmare Alley y Antlers sé que juntos crearemos películas entretenidas y sublimes”, declaró Del Toro al dar a conocer el anuncio.

Nightmare Alley cuenta la historia de Stanton Carlisle (Tyrone Power), un estafador que llega a una feria deseoso de abrirse camino en el mundo. Tras sentirse impactado con un “monstruo” que exhiben en el circo, conocerá a Zeena (Joan Blondell), la adivina del circo, y luego a Molly (Colleen Gray), una preciosa joven, ambas se sienten atraídas por él, y las usa para mejorar su fortuna. Todo se complica cuando Stan se vuelve aun más ambicioso y traza un plan que cambiará su vida y la de los otros miembros del circo.

A pesar de que la película original no es de terror, incluye suficientes guiños sobrenaturales para volverla una gran oportunidad para ver el talento del mexicano en todo su esplendor. Debido a su año sabático, tendremos que esperar hasta el 2020 para ver en cines a Nightmare Alley… si es que Del Toro no regresa a su costumbre de cancelar o abandonar proyectos.

fuente GeekTyrant

temas