¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

The Rise of Skywalker iba a presentar a la princesa Leia como el último Jedi

Y hasta iba a tener su propio sable de luz.
(Foto: Lucasfilm)

Teniendo todo el potencial posible, resultaba muy ilógico que Leia Organa (Carrie Fisher), siendo hermana de Luke Skywalker e hija de Anakin Skywalker, no mostrara el poder que tenía para controlar la Fuerza a su voluntad en Star Wars. Si hacemos memoria, en Star Wars: Return of the Jedi vimos por primera vez cómo Leia pudo sentir la Fuerza e incluso, en The Last Jedi nos demostró que tenía poderes. Era raro pensar que Leia nunca nos mostrara sus habilidades, pero en The Rise of Skywalker iba a suceder. De acuerdo con el hermano de Carrie, Todd Fisher, íbamos a ver el ascenso de Leia como la última jedi y hasta iba a tener su propio sable de luz.

Según contó Todd a Yahoo!, la conclusión del legado de los Skywalker iba a mostrar a Leia como la última Jedi, en vez de Luke o Rey, como se pensó en un principio.

“Ella iba a ser el gran desenlace de esta última película (The Rise of Skywalker), esa era la intención antes de su muerte. Ella iba ser la última Jedi, por así decirlo. Y eso es genial, ¿cierto?”

Todd también bromeó diciendo que la gente solía preguntarle por qué Carrie nunca tuvo su propio sable de luz “para cortar algunos tipos malos”, cuando la edad nunca fue un impedimento para que un Jedi o un Sith siguieran combatiendo. “Incluso Alec Guinness tenía aproximadamente la misma edad cuando Obi-Wan Kenobi luchó contra Darth Vader en A New Hope. ¡Obi-Wan estaba en su mejor momento cuando tenía la edad de Carrie!”, dijo.

Pero lamentablemente este (genial) momento permanecerá en nuestra imaginación. Tras la muerte de Fisher a finales de 2016, los planes cambiaron. Para que Leia pudiera aparecer en The Rise of Skywalker, la producción tuvo que usar 8 minutos de metraje de Carrie que no fueron utilizados en  The Force Awakens y The Last Jedi y otorgarle a su personaje la conclusión que merecía.

“La verdad es que JJ Abrams era un gran amigo de Carrie… tenía un extraordinario sentido de amor por ella”, dijo Todd. “Fue ese amor lo que llevó al cineasta a tomar una decisión audaz y creativamente arriesgada: tomar imágenes no utilizadas de Leia”.

The Rise of Skywalker se estrena el próximo 19 de diciembre.