La dueña de Rockstar Games argumenta que el estudio no tiene nada que ver con el proyecto.

Game Changer es el nombre de la nueva película para televisión de la BBC, la cual está basada en la controversia que ha provocado el videojuego Grand Theft Auto desde su creación. Hasta ahora sólo se ha confirmado la participación de Daniel Radcliffe (como Sam Houser, creador de la franquicia) y Bill Paxton (Jack Thompson) para interpretar los papeles principales.

Quienes no parecen estar tan contentos de esta producción, son Take-Two y su filial Rockstar Games, pues la compañía está tomando cartas en el asunto. Según Polygon, el publisher estadounidense argumenta que esta mañana ha impuesto una demanda en contra de la BBC, porque el proyecto no tiene relación alguna con Rockstar, por lo que le consideran una producción que no está autorizada a utilizar el nombre de la marca.

“Rockstar no tiene alguna clase de relación con dicho proyecto [Game Changer]. Nuestra meta es la de aseguras que no se haga un mal uso de la marca en la persecución de la BBC por la creación de un material no oficial que relata eventos relacionados a Grand Theft Auto. Hemos intentado en más de una ocasión de resolver esta situación con la cadena, sin alguna solución significativa. Por lo que nuestra obligación es la de proteger nuestra propiedad intelectual, y en este caso, desafortunadamente, fue necesario acudir a la ley”, declaró Take-Two.

Por su parte, la BBC se ha negado a comentar algo al respecto. Sólo queda esperar para averiguar de qué manera afectará esto en la producción y lanzamiento de la cinta.

vía The Verge

fuente Polygon

temas