Recomandación de la semana: The Dark Crystal Age of Resistance –– Una joya visual épica

Se trata de una serie memorable en todos los sentidos, pero, sobre todo, es un deleite visual hipnótico.

Recuerdo estar sentado frente al televisor y tener apenas unos siete u ocho años cuando vi por primera vez a un ser fantástico femenino que parecía una mezcla de Gorila y cabra regañar a otro ser más pequeño con facciones de venado. El personaje, llamado Aughra, me asustaba un poco a decir verdad, sobre todo por la forma de moverse y por el tercer ojo que ostentaba en su frente. Sin embargo, al mismo tiempo sentía una fascinación por lo que estaba viendo y poco caía en la cuenta de que se trataba de animación.

Un poco más grande me topé con la película completa, supe que su nombre era El Cristal Encantado (The Dark Crystal) y que la dirigían un tal Jim Henson y Frak Oz. Huelga decir que disfrute la película de inicio a fin y desde entonces me volví fanático de la misma y cada determinado tiempo la veo.

(Foto: The Jim Henson Company)

Cuando crecí más y ya era fanático de Star Wars supe que Jim Henson había creado a Yoda y a los Muppets, pero lo que estoy tratando de decir es que The Dark Crystal fue para mí, como para muchos, una película que marcaría nuestra infancia, incluso antes de leer El Señor de los Anillos.

Esta épica de fantasía se volvió, rápidamente, una película de culto y muchos disfrutamos continuamente del planeta Thra, los skekses y los gelfings. El tiempo pasó y salieron algunos libros relacionados con la cinta, pero la pantalla se olvidó del memorable trabajo de Jim Henson y peculiar universo hasta que Netflix rescató los planes que tenía Jim para hacer una precuela de y la acaba de estrenar en forma de serie. Su nombre es The Dark Crystal: The Age of Resistance.

(Foto: Netflix)

El trabajo visual de los creadores es monumental, y el fenómeno de la hechura de la serie es similar al de Star Wars. Para Henson era más sencillo filmar la trama de la película de 1982 que esta precuela, pues se requería de mayores recursos. Por fortuna, y a diferencia de lo que pasó con los Episodios I, II y III de Star Wars, The Dark Crystal: Age of Resistance es muy, muy memorable.

La precuela de esta saga de fantasía interplanetaria echa mano, de manera bastante atinada, del CGI para combinarlo con el trabajo de las marionetas robóticas, y el resultado es emotivo, pues nos da la sensación de que estamos ante una obre de arte con manufactura “artesanal”, por decirlo de algún modo. Los paisajes, la historia y la música confeccionan una historia digna de dar combate a otras películas del género.

((Foto: The Jim Henson Company)

Todo sucede muchos años antes de lo acontecido en la película original y según la sinopsis oficial:

“La trama se desarrolla varios años antes de lo acontecido en la película original y la acción está ambientada en el planeta Thra, cuando tres gelflings descubren el horripilante secreto que se esconde tras el poder que ostentan los skekses y emprenden un viaje para rescatar su mundo”.

Por si fuera poco, grandes celebridades se unen para prestar voz a los personajes de la serie: Mark Hamill, Natalie Dormer, Caitriona Balfe, Andy Samberg, Taron Egerton, Anya Taylor-Joy y Nathalie Emmanuel, Helena Bonham-Carter, Harris Dickinson, Eddie Izzard, Theo James, Toby Jones, Shazad Latif, Gugu Mbatha-Raw, Mark Strong, Alicia Vikander, Harvey Fierstein, Ralph Ineson, Jason Issacs, Keegan-Michael Key, Olafur Darri Olafsson y Simon Pegge, como puedes leer, se trata de una enorme lista de puro talento.

Lo más hermoso, mientras veía la serie (cada capítulo dura una hora y son 10 capítulos) no podía dejar de sentir que algo dentro de mí, era una emoción que no sentía desde hace algún tiempo, que venía de un lugar hondo y, tal vez, olvidado, entonces lo entendí, el niño que llevaba dentro estaba volviendo a despertarse y con él la capacidad de asombro.

(Foto: The Jim Henson Company)

Tal vez al principio, a uno le cueste trabajo adaptarse a la serie, pero después de un par de capítulos seguro quedarás enganchado y no pararás hasta terminarla.

The Dark Crystal: Age of Resistance es, lo digo sin temor a equivocarme, una de las mejores producciones de Netflix hasta el momento. Una cosa más, el espectador atento, podrá ver algunas similitudes con Star Wars y los planetas de las primeras películas de la saga.