¿Por qué Tim Burton no estuvo a cargo de Batman Forever?

El director tenía el arte conceptual para su tercera entrega de Batman, pero no pudo realizarla.
(Warner Bros)

Hoy en día las películas de superhéroes son el pan nuestro de cada día. No pasa un año sin que tengamos por lo menos tres filmes de este género. Así que, es fácil dar por sentado lo que hicieron directores como Richard Donner y Tim Burton por el género de superhéroes. Antes de los filmes de los héroes de DC, se pensaba que este género era para entretener a los niños. Sobre todo hablando de Batman.

Pero si Donner hizo que la gente creyera que un hombre podía volar, Burton les hizo creer que alguien podía estar lo suficientemente dañado como para vestirse como un murciélago y golpear a payasos enloquecidos. Batman fue más que una exitosa película en 1989. Fue todo un fenómeno de la cultura pop. Batman demostró ante una audiencia global que la historia de Bruce Wayne podría apelar a millones de personas y convertirse en todo un ícono. Se convirtió, en ese momento en la película de mayor recaudación de todos los tiempos, con más de  400 millones en todo el mundo.

(Warner Bros)

No es de extrañar entonces que Warner Bros. haya ordenado una secuela y el equipo de ensueño de Tim Burton y Michael Keaton regresaron en Batman Returns de 1992. La segunda entrega no logró tener el mismo éxito comercial que su predecesora y recaudó 266 millones de dólares en ingresos de taquilla en todo el mundo. El matiz de este filme fue algo más oscuro, más sibilino.

Tim Burton estaba a bordo para una tercera entrega que no se concretó. En su lugar, tuvimos Batman Forever. ¿Qué fue lo que pasó para qué Burton no estuviera a cargo de una tercera película de Batman? 

En el lapso relativamente corto de tres años, que marcó la distancia entre Batman Returns y Batman Forever, la serie no solo se sometió a una renovación, sino que tuvo un reboot  antes de que la palabra existiera en el léxico de Hollywood. Michael Keaton dejó su lugar a Val Kilmer, el infierno art deco de la Gotham City  se convirtió en una fiesta inspirada en Las Vegas, y la angustia de Tim Burton por el reparto de monstruos de la mitología se convirtió en la colorida y juguetona versión de  de Joel Schumacher.

(Warner Bros)

Y todo esto por los ecos de la crítica a Batman Forever, pero, sobre todo por el merchandising.

Batman Forever y las Cajitas Felices

(McDonald’s)

Antes de que la película fuera estrenada en 1992, McDonald’s presentaba a Batman, Catwoman y The Penguin en cada vaso y caja de hamburguesa que pudieran encontrar. Desafortunadamente, los padres que vieron Batman Returns se horrorizaron por el lujurioso Oswald Cobblepot, el retrato sadomasoquista de Catwoman y un Batman que no respetaba tanto la vida humana. Cuando Warner Bros. se enteró de la frustración de los padres que compraban productos McDonalds a sus hijos, se dieron cuenta de que Burton tal vez no era el mejor candidato para seguir a cargo de la franquicia. Sobre todo tras una carta que publicó un periódico, Los Angeles Times, que acusaba a McDonalds de vender productos de un filme que no era para niños.

Incluso hubo asociaciones de padres que se preocupaban que McDonald’s promoviera una película tan oscura y tan violenta. ¿Qué clase de valores eran los que querían representar? No, eso no era tolerable ni tampoco justificable. Como el propio Burton admitió: “Creo que McDonald’s se molestó. ¿Qué es esa cosa negra que sale de la boca del Pingüino? ¡No podemos vender Cajitas Felices de eso!'”

Además de este problema con Ronald McDonald, la crítica fue particularmente dura con el filme, al que acusaron de ser demasiado tenebroso, demasiado agresivo para los niños. Porque el filme era para niños, ¿verdad? Entonces esto empezó a condenar a Burton para realizar su visión del tercer filme.

Batman Continues… not

A pesar de todo, se esperaba que Tim Burton volviera para Batman III (nombre provicional del proyecto), aunque después trascendió que su título sería Batman Continues. Incluso hubo informes de que se esperaba que Robin Williams interpretara a Riddler para esta tercera película de Burton, así como el regreso de Michelle Pfeiffer en su papel icónico como Catwoman. Sin embargo, todos estos rumores deben tomarse con un grano de sal, ya que Burton nunca llegó a la fase de creación de guiones para Batman 3.

Se dice que Tim Burton dejó en claro que quería que Billy Dee Williams regresara como el alter ego de Harvey Dent, Two-Face. Marlon Wayans había sido el elegido para encarnar a Robin y Brad Dourif iba a ser el Scarecrow.

Sin embargo, Burton nunca llegó a la fase de creación de guiones para Batman 3, porque tras una breve junta con Warner, quedó fuera de Batman. Así lo cuenta el director:

Recuerdo haber jugado con la idea de hacer otra. Y recuerdo haber ido a Warner Bros. y tener una reunión. Y les digo , ‘podría hacer esto o podríamos hacer eso’. Y ellos replican, ‘Tim, ¿no quieres hacer una película más pequeña ahora? ¿Sólo algo que sea más [tú]? ‘. Aproximadamente media hora después de la reunión, dije: ‘No quieren que haga otra, ¿verdad? ‘Y ellos dijeron:’ Oh, no, no, no, no ¡No!’  Y yo sólo dije: ‘No, los conozco ‘. Así que simplemente lo dejamos ahí.

Y así, Tim Burton dejo el proyecto, nos sin artes dejarnos estos artes conceptuales.

(Warner Bros)

(Warner Bros)

Warner, ni tardos ni perezoso, contrato a Joel Schumacher, quién contrató a nuevos actores, empezando por un nuevo Batman. Michael Keaton dejó el papel tras leer el guión:

Apestaba. El guión nunca fue bueno … Sabía que estaba en problemas cuando él [Joel Schumacher] dijo” ¿Por qué todo tiene que ser tan oscuro?

Así, terminamos con Batman Forever y con un filme que pudo haber sido el inicio del fin para Batman en el cine, de no haber sido por el reboot de Christopher Nolan, que regreso al Murciélago a la altura que merecía.