Exploramos las razones por las que esta película de Nolan fue única e irrepetible y no sólo en su género. Y no, Batman no es una de ellas.

Póster oficial de la película Dark Knight

(Imagen: Warner)

Hasta el 2012, cuando se estrenó Avengers, The Dark Knight tenía el récord de la película de superhéroes más taquillera de todos los tiempos, además de que tenía la mayor cantidad de nominaciones a los premios Oscar para un filme de este género, incluyendo mejor actor de reparto para Heath Ledger, que incluso ganó.

Hay otro récord que no aparece, ni aparecerá, registrado en los libros y es el de ser la película que cambió para siempre las reglas del juego del cine de superhéroes. La película que simplemente mostró las posibilidades de las historias reales en un mundo lleno de capas. ¿Antes de The Dark Knight quién en la Academia habría tomado con seriedad una película de superhéroes?

Esta secuela de Batman Begins se convirtió en la meta que pretendían alcanzar, de ese 2008 en adelante, todas las películas del género. También es, para desgracias de los fans, la historia definitiva de Batman en el cine. La película que sepultó de una vez y para siempre las posibilidades de triunfo de cualquier otra película de Batman en los años por venir.

¿Por qué pasó esto? No fue una serie de eventos fortuitos las que hicieron de The Dark Knight la mejor película de superhéroes de todos los tiempos (hasta ahora), fue pura planeación. Esta película es, en todo sentido, una obra de autor (a pesar de ser una franquicia).

Christopher Nolan no quería hacer una secuela (mucho menos una tercera parte), pero la posibilidad de usar al Joker en una historia fue demasiado tentadora. Tanto que The Dark Knight es la única secuela que ha filmado el director de Memento e Insomnia. Para lograr su objetivo llamó a Heath Ledger para interpretar al Joker y los fans le escupieron en el rostro al actor, porque los fans suelen quejarse de todo antes de tiempo, pero el actor se repuso y se convirtió en leyenda.

Heath Ledger se encerró en un cuarto de hotel por semanas, entrenando, buscando la voz exacta que podría tener el Joker en la vida real, alejándose del payaso príncipe del crimen de Cesar Romero o Jack Nicholson (incluso el de Mark Hamill) y buscando en Johnny Rotten, de los Sex Pistols, y Alex DeLarge, el protagonista de Naranja Mecánica, su propia voz. La voz de la anarquía. El suicidio de Ledger mitificó su personaje, pero lo cierto es que aun sin su muerte su actuación estaba destinada a la grandeza.

Nolan ha dicho en repetidas ocasiones que Ledger fue su primera y única opción para interpretar al payaso anarquista y no se equivocó.

(Imagen: Warner)

La gente se sintió atraída en automático por el Joker de Heath Ledger, porque es un punk. Un tipo sin plan que sólo quiere ir, sin importar si es adelante o hacia atrás. Él es una fuerza de la naturaleza, el universo, y la gente quiere ser eso, aspiran a ello, pero no pueden porque son cobardes, porque quieren Netflix, casa, romance y salidas al cine. Porque “desean” y el Joker no quiere nada, sólo es.

Otro gran acierto de la película es que la historia no se basa en ninguna contada previamente en los cómics de Batman per se. Christopher Nolan, junto a su hermano y coguionista Jonathan Nolan, tomaron elementos de Batman #1 (1940), que fue la historia donde el Joker hizo su primera aparición, también hay vestigios de The Long Halloween, The Dark Knight Returns y The Killing Joke, pero Nolan no calcó ninguna de ellas para complacer a los fans.

El mismo año, 2008, Marvel inició su bien elaborado plan de conquistar el mundo con Iron Man. Es colorida y con una buena historia en su propio contexto, pero sosa e infantil. La aventura de Tony Stark marcó la senda de éxito para Disney. Su fórmula se ha comprobado una y otra vez. Sin embargo, The Dark Knight llevó a las películas de Warner Bros/DC Comics al fracaso ¿por qué?

Nolan no quería contar una historia de superhéroes, quería contar un drama y punto. La historia narra lo que pasa cuando una fuerza incontrolable choca con un objeto inamovible. Es todo. Esa es la historia de su éxito, del porqué la gente salió de la sala para entrar de nuevo a verla a la siguiente función. Nadie quiere ser Batman, la verdad es que Batman podría no salir en la historia, es un pretexto y nada más. Su lugar podría ocuparlo la policía o el ejército.

Las posteriores películas de la dupla Warner/DC intentaron emular el éxito de Batman haciendo obscuras las historias del resto de sus personajes, batmanizandolos. No comprendieron que el éxito de Batman no estaba en la oscuridad de la fotografía, sino en lo bueno de la historia. Una buena película de superhéroes no necesita grandes efectos por computadora, necesita una buena dirección. De hecho, la razón por la que El Caballero de la Noche se siente tan real es porque todo es real. Es quizá la última gran película de acción en la que el CGI brilla por su ausencia.

Desde que se estrenó The Dark Knight han llegado a la pantalla grande alrededor de 40 películas de superhéroes ¿cuántas de ellas tenían pretensiones que fueran más allá del ser un éxito comercial? Chequen la lista y díganme, sin tapujos, ¿cual está a la altura de la película de Nolan?

  1. Iron Man 
  2. Watchmen
  3. Hellboy 2: el ejército dorado 
  4. X-Men Origins: Wolverine
  5. Iron Man 2 
  6. Capitán América: el primer vengador 
    Kick-Ass
  7. El Avispón Verde
  8. Green Lantern 
  9. X-Men: primera generación
  10. The Avengers 
  11. The Dark Knight Rises
  12. The Amazing Spider-Man
  13. Man of Steel 
  14. Iron Man 3
  15. Thor: The Dark World
  16. Wolverine: Inmortal (2014)
  17. Captain America: The Winter Soldier
  18. Guardianes de la Galaxia
  19. The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro
  20. X-Men: días del futuro pasado
  21. The Avengers, Avengers: Age of Ultron
  22. Ant-Man
  23. Los Cuatro Fantásticos (reboot)
  24. Batman v Superman: Dawn of Justice
  25. Suicide Squad
  26. Capitán América: Civil War
  27. Doctor Strange
  28. Deadpool
  29. X-Men: Apocalypse
  30. Guardianes de la Galaxia Vol. 2
  31. Thor: Ragnarok
  32. Man: Homecoming
  33. Wonder Woman
  34. Justice League
  35. Logan
  36. Black Panther
  37. Avengers: Infinity War
  38. Ant-Man And The Wasp

Esta larga lista nos revela una cosa; nos mal acostumbramos a los colores marvelitas, a los dramas banales y a las aventuras en las que nadie se siente realmente en peligro; porque nuestra realidad es muy oscura y necesitamos un escape. No está mal, somos escapistas. Tenemos que serlo para no morir de depresión en oleadas.

Cuando la gente ve películas de superhéroes admira lo que quisiera ser, cuando ve The Dark Knight ve el oscuro y húmedo túnel de la cloaca en donde vive. Ve el mundo ardiendo.

temas