Lee también:

Los milagros no existen: A Jaime Lannister no le volvió a crecer la mano en Game of Thrones

Bueno, la regamos. Pero la verdad es que con tantos errores que ha tenido GOT no era tan difícil creerlo.