¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

J.K. Rowling acusada de transfobia por apoyar a una mujer que fue despedida

La escritora lanzó un tuit apoyando a Maya Forstater, una investigadora que fue despedida por twittear que las mujeres transgénero no pueden cambiar su sexo biológico.

La escritora J.K. Rowling emitió un mensaje de apoyo para Maya Forstater, una investigadora que fue despedida por twittear que las mujeres transgénero no pueden cambiar su sexo biológico, y esto le valió ser acusada de transfobia en las redes sociales.

“Vístete como quieras. Llámame como quieras. Duerme con cualquier adulto que te consienta. Vive tu mejor vida en paz y seguridad. ¿Pero obligar a las mujeres a abandonar sus trabajos por afirmar que el sexo es real?”, escribió Rowling.

“Crecí como un niño trans leyendo tus libros como un escape. A menudo elegía nombres de personajes para darme a mí mismo, antes de sentirme cómodo con quién era. Esta decisión, para apoyar a las personas que me odian y quieren hacerme daño. Me hace llorar … ¿Por qué? ¿Por qué?” respondió @notafootstool, en uno de los casi 20 mil comentarios que ha generado el mensaje de J.K.

La Sra. Forstater, que había trabajado como experta en impuestos en el centro de estudios del Centro para el Desarrollo Global, no tenía derecho a ignorar los derechos de una persona transgénero y el “enorme dolor que puede ser causado por el malentendido”, dijo el juez de empleo James Tayler durante el juicio laboral en el que se determinó la situación de Maya Forstater. “Es un componente central de su creencia de que se referirá a una persona por el sexo que consideró apropiado, incluso si viola su dignidad y / o crea un ambiente intimidante, hostil, degradante, humillante u ofensivo”, explicó y afirmó que el enfoque “no es digno de respeto en una sociedad democrática”.

La Maya Forstater argumentó que “enmarcar la cuestión de la inclusión transgénero como un argumento de que a los hombres se les debería permitir acceder a los espacios de las mujeres, descuenta los derechos de las mujeres a la privacidad y es fundamentalmente iliberal (es como obligar a los judíos a comer carne de cerdo)”.

Forstater que recaudó más de £ 85,000 a través del crowdfunding para pagar sus facturas legales, dijo en respuesta que estaba “impresionada por el apoyo y el interés en su caso”.