Viajar por el tiempo ahora será muy sencillo.

Ford, una de las compañías automotrices más importantes del mundo, dio a conocer que traerá a la realidad el mayor invento del Doctor Emmett Brown: el condensador de flujos, el componente detrás del viaje en el tiempo.

El dispositivo consiste en una caja de metal con tres pequeñas lámparas incandescentes centelleantes, colocadas en forma de “Y”, y situada a un lado del volante de los nuevos equipos de la marca.

El condensador de flujos de Ford podrá apartarse desde la página oficial de la compañía a partir del 21 de octubre, tendrá un costo de 1,219,369 dólares y para funcionar necesitará alcanzar una velocidad de 140 km/h y una energía equivalente a 1.21  GW. La compañía advierte que su uso debe de ser controlado, porque ‘interferir en los principales acontecimientos históricos es ilegal y podría tener consecuencia indeseables para toda la humanidad’.

Lamentablemente, como era de esperarse, el comercial de Ford sólo es otro viral que busca celebrar el 21 de octubre, el día en que Marty McFly llegará a nuestro presente desde el lejano 1985 de acuerdo con la saga de ciencia ficción.

En la primer cinta, se cuenta que el condensador de flujos se le ocurrió a Emmett Brown el 5 de noviembre de 1955. Ese día el futuro Doc intentaba colgar un reloj de pared en su baño, pero resbaló de la tapa del retrete y se golpeó en la cara con el lavamanos. La idea le vino de golpe en cuento se despertó después de quedar desmayado durante varios minutos.

A pesar de que nunca se explica como funciona el condensador, sabemos que la carrocería de acero inoxidable de los DeLorean producen la “dispersión del flujo” y ayudan al viaje en el tiempo. ¿Ustedes ya saben como van a festejar el próximo 21 de octubre?

vía The Independient

fuente Ford (YouTube)

temas