Estas son las razones porque las que se canceló el live action de Evangelion

El reto de adaptar esta compleja historia sobrepasó las capacidades de Hollywood.
(Gainax)

Neon Genesis Evangelion está de nuevo en la conversación gracias a que llegó a Netflix. El anime creado por Hideaki Anno y Gainax también está preparando la cuarta entrega de su Revival en 2020. Tal ha sido la popularidad y el impacto de esta historia, que no nos extraña que Hollywood haya querido hacer un live action… que no fructificó.

En 2003, Weta Workshop Ltd. era más conocida como la compañía de efectos especiales con sede en Nueva Zelanda que ayudó a Peter Jackson a realizar las tres películas de El Señor de los Anillos. Sin embargo, a raíz del lanzamiento de El Retorno del Rey, comenzaron a circular rumores de que Weta estaba involucrado en el proyecto que podía ser un sueño o una pesadilla para los fans: el live action de Evangelion. Si bien se han hecho algunas producciones de acción live action a partir de una anime, por ejemplo, Crying Freeman (1995), no se ha hecho nada que se acerque de forma remota al alcance o al presupuesto de las películas de Rings. Tener un proyecto inspirado en el anime de tal nivel de prestigio era una idea emocionante.

El rumor se hizo realidad cuando Weta hizo el anuncio conjunto en el Festival de Cine de Cannes de 2003, junto con Gainax  y ADV Films, el distribuidor norteamericano de Evangelion. Afirmaban que las tres partes estaban efectivamente colaborando en tal proyecto. Pero lo que más se notó fue la falta de detalles difíciles: ningún presupuesto proyectado, ningún director, ningún reparto, ningún guionista y ningún plazo para la producción o lanzamiento.

Para los próximos años, John Ledford y Matt Greenfield de ADV se pusieron a hacer los pasos necesarios para aumentar el interés y, lo que es más importante, el dinero para Evangelion: The Motion Picture.

(Gainax)

Como mostró El Señor de los Anillos, una película de Evangelion podría no ser suficiente, y así, con el tiempo, el plan se amplió para incluir posiblemente tres largometrajes.

Pero ya se tratara de tres películas o una, el mayor ingrediente que faltaba era el dinero. Se necesitaba recaudar entre 100 y 120 millones de dólares para hacer la película. Un artículo de CNN de 2005 señaló que en ese momento, “cerca de la mitad” del dinero se había reunido gracias también a la ayuda del cofundador de Weta, Richard Taylor.

En 2006, durante la convención de Tekkoshocon en Pittsburgh, los representantes de ADV Films (Greenfield) y la actriz de voz de Asuka, Tiffany Grant, hablaron del proyecto live action de Evangelion. Durante el panel, se revelaron algunos detalles, como que Weta se acercó a ADV para planatearles la idea. ADV, a su vez, se acercó a Gainax, quienes estaban entusiasmados con la idea y prestaron su apoyo.

Del mismo modo, ADV fue contactado por tres directores anónimos, pero muy reconocidos en Hollywood, que también eran fans de Evangelion, para hacerse cargo del proyecto. Otro dato destacable fue cómo Robin Williams, quien también era fan del anime, prestó su apoyo al para vender el proyecto a ADV, en una propuesta que incluía un video, enviado a posibles inversores para aumentar el interés.

Pero otros rumores también fueron rápidamente desmentidos. No, a Daniel Radcliffe y Emma Watson no se les habían acercado para interpretar personajes, ni mucho menos porque eran demasiado viejos. No, ni siquiera tenían un elenco en mente, porque primero necesitaban un director. Y, por último, no, el proyecto aún no había recibido luz verde.

No mucho después del panel de 2006, Weta Workshop actualizó su sitio web con algunas de las primeras evidencias visuales de que el live acition de Evangelion comenzaba a cobrar forma. Sí, habían publicado arte conceptual de lo que sería la película. Desde Evas, personajes y ambientes. Por ejemplo:

(Weta Workshop)

El resto los puedes ver aquí.Eso sí, empezaron a haber cambios que escandalizaron a los fans, cómo los nombres de los personajes en los bocetos del concepto se habían adaptado al inglés. Por ejemplo, Asuka Langley Soryu se convirtió en Kate Rose y Rein Anayami en Susan Whitnall.

(Weta Workshop)

(Weta Workshop)

¿Fue este un signo de que los productores de la película se estaban enfriando ante la posibilidad de vender el proyecto a audiencias occidentales que no sabían qué era Evangelion? Tal vez no, el ADV / Weta insistían en mantenerse lo más fieles posibles a su fuente original, pero dio a entender lo difícil que puede ser la audiencia para complacer y lo espinoso que eran os temas involucrados.

Resultaron ser mucho más espinosos de lo que nadie había imaginado.

Para el 2008, ADV había comenzado a experimentar el primero de varios contratiempos en su negocio. Uno de sus socios comerciales japoneses, Sojitz, con quien tenían un acuerdo de licencias, estaba rescindiendo su apoyo y terminando varias de sus licencias de anime con ADV. Peor aún, el principal competidor de ADV, FUNimation, acababa de licenciar y lanzar unos treinta títulos emitidos anteriormente por ADV.

Esto no evito que siguieran surgiendo preguntas sobre la película Evangelion. ADV reveló que Steven Spielberg y Jerry Bruckheimer, recién salidos de sus éxitos con las películas Transformers y Pirates of the Caribbean, fueran tentados ​​como posibles socios. Pero una vez más, aún, no había una fecha de inicio u otros detalles sobre este live action.

En febrero de 2009, en Ohayocon, ADV se mantuvo optimista. Greenfield declaró que “varios estudios estadounidenses [competían] por los derechos finales del proyecto“. También surgió la noticia de otro coproductor, Joseph Cho, que había trabajado en Appleseed: Ex Machina, se uniría al proyecto.

Pero para septiembre de 2009, el proyecto Evangelion de live action cada vez parecía cada vez menos plausible. ADV estaba en crisis económica. Seguían pediendo licencias de animes y el debilitamiento del mercado hizo que tuviera que reestructurarse. 

En 2011, ADV demandó a Gainax sobre si habían obtenido derechos específicos, incluidos los de la película live action Evangelion. ADV afirmó que habían perdido la oportunidad de producir la película con un estudio importante. Alternativamente, Gainax afirmó que tenían derecho a vetar el acuerdo y devolvió el dinero que ADV había enviado con respecto a los derechos de la película.

(Weta Workshop)

 

La propiedad de los derechos cinematográficos de Evangelion ha sido confusa ya que nunca ha habido una resolución de la demanda. Luego de la batalla entre ADV y Gainax, Anno demandó a Gainax en 2016 por el pago de un préstamo de 100 millones de yenes. De acuerdo con la demanda, Gainax y Studio Khara firmaron un contrato que estipulaba que Gainax pagaría una regalía fija a Studio Khara por las ganancias obtenidas por Gainax en las producciones en las que Anno había participado, lo que significa que se le debían regalías a Evangelion y otros proyectos. Anno terminó ganando su demanda contra su antigua compañía y debido a los problemas legales, es poco probable que el creador, Gainax y ADV estuvieran entusiasmados por hacer una película de Evangelion juntos.

Así, el sueño un live action de Evangelion murió. El no comprender el material de origen y las dificultades de adaptar una historia de esa magnitud terminaron por matar el proyecto. Aunque Richard Taylor sigue creyendo que será posible y que algún día llegará a la pantalla grande.

Pero no será como Weta, ADV y Gainax habían previsto.