La octava temporada de Game of Thrones aún no ha empezado y ya tenemos confirmada la primera muerte de esta octava y última temporada.

(HBO)

La octava temporada de Game of Thrones aún no ha empezado y ya tenemos confirmada la primera muerte de esta octava y última temporada. El mundo concebido por George R.R. Martin es poco amigable con los débiles. El turno ahora fue del gato de Tomen, Ser Pounce.

¿Se acuerdan de Ser Pounce? El simpático y pequeño gatito que apareció en la cuarta temporada de Game of Thrones para arruinar el mood mientras Margaery Tyrell intentaba seducir a Tommen Baratheon (Lannister). Pues resulta que el minino está muerto.

Según David Benioff, productor de Game of Thrones, Cersei es la responsable de la muerte de Ser Pounce. 

Game of Thrones, Ser Pounce, Octava Temporada, Muerte
(HBO)

“Cersei odiaba tanto el nombre de Ser Pounce que no podía permitirle que sobreviviera”, dijo David Benioff en una entrevista. “Así que se le ocurrió su [ejecución] más diabólica. La muerte de Ser Pounce fue tan horrible que ni siquiera pudimos ponerla al aire.”

Sin embargo, hay otra razón más simple por la que rara vez vemos animales en el programa, y que explicaría también la decisión de matar le personaje de Ser Pounce. Y es que los animales son difíciles de controlar.

“Realmente no fue divertido trabajar con ese gato”, dijo Benioff en la misma entrevista.

Así que por motivos de logística, los productores decidieron prescindir de Ser Pounce. Claro, con un personaje como Cersei, siempre es más fácil culparla. 

fuente Entertainment Weekly

temas