El objetivo es que en el futuro se puedan “cultivar” órganos en las ovejas que puedan ser trasplantados en los humanos.

Embrión oveja-humano creado en la Universidad de California.

Embrión oveja-humano creado en la Universidad de California.

La ciencia acaba de dar un paso más rumbo al cultivo de órganos humanos para trasplante médico. Investigadores de la Universidad de California crearon el segundo embrión híbrido entre animal y humano, específicamente el de una oveja que está hecho 0.01% de células humanas.

Durante la reunión anual de la American Association for the Advancement of Science, el doctor Pablo Ross afirmó que a los embriones se les permitió desarrollarse después de los 28 días de edad, por lo que sus órganos lograron llegar casi al punto de crecimiento que se necesita para transplatarse en humanos, aunque el porcentaje de “humanidad” celular es aún muy pequeña para lograrlo con éxito. De acuerdo con el investigador, se necesita que al menos 1% del embrión sea de células humanas para que funcione el trasplante de órgano.

Para lograr esto, los científicos “hackean” el ADN. Las células madre del animal se aíslan cuando pueden convertirse en cualquier tipo de célula del cuerpo, luego se inyectan algunas células madre de una especie en el embrión de otra. En este caso, el humano.

Si el ADN del embrión es hackeado para que no crezca un órgano en particular, las células intrincadas serían las únicas que podrían llenar el vacío. De esta manera, los investigadores podrían cultivar un hígado humano dentro de un cerdo vivo, por ejemplo.

En 2017, los investigadores usaron este método para aumentar el páncreas de ratones en ratas y trasplantarlo, demostrando que así podrían curar la diabetes en ratones.

“Hasta ahora, la contribución de las células humanas es muy pequeña. No se parece en nada a un cerdo con rostro humano o un cerebro humano, pero es un primer paso”, explicó el investigador Hiro Nakauchi de la Universidad de Stanford y colaborador de la investigación.

El doctor Ross dice que la investigación podría acelerarse si contaran con más recursos financieros, pero los institutos federales de salud en Estados Unidos prohíben el financiamiento público de híbridos entre humanos y animales. Hasta ahora, los donantes privados han financiado investigaciones tempranas.

fuente National Geographic

temas