El explorador Yutu (“conejo de jade” en chino) logró tocar suelo lunar este sábado, convirtiendo a China en el tercer país en poner una sonda en la Luna, luego de Estados Unidos y la ex Unión Soviética.

Hace un par de semanas el robot fue lanzado al espacio como parte de la misión Chang’e 3. A partir de ahora, se dedicará al estudio de la superficie lunar y a la instalación de un telescopio para la investigación de la atmósfera terrestre.

La televisión china le dio una amplia cobertura al evento y transmitió en vivo el alunizaje de Yutu. No era para menos, ya que desde 1976 ninguna agencia espacial en el mundo había llevado un vehículo explorador a la Luna.

El conejo de jade tiene un peso de 118 kilos, es capaz de recorrer 200 metros en una hora y estará en territorio lunar por lo menos durante tres meses.

vía The New York Times

temas