El medicamento aun tardará en ser reconocido por la COFEPRIS.

Mikel Arriola, el titular de la La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), señaló en una entrevista realizada en el programa de radio de Carlos Loret de Mola, que todavía falta mucho para que se apruebe el uso médico en México de la Addyi, el nombre comercial de la flibanserina, la primera píldora que incrementa el deseo sexual de la mujer. Hace unos días, la polémica pastilla recibió el visto bueno de las autoridades de Estados Unidos para comenzar a venderse en aquel país.

Arriola señaló que demorarán entre dos y tres años los estudios por parte de la dependencia gubernamental mexicana antes de poder aprobar la Addyi, y eso siempre que todo salga bien. El titular de la COFEPRIS indicó que, para aprobar el uso médico de la píldora, primero tienen que realizar un estudio en miles de mujeres mexicanas para saber cómo reaccionan ante la pastilla. Posteriormente, deben de solicitar información a la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) para saber cómo han reaccionado las mujeres de allá, y comparar resultados. Finalmente, la COFEPRIS debe de convocar a un comité de expertos médicos mexicanos, quienes tienen que darle su aval.

Durante la entrevista se señaló que, contrario al Viagra, que ha resultado ser muy eficaz, la Addyi sólo logró que el deseo sexual aumentara para tener una relación sexual más al mes en promedio entre las 2,400 mujeres que utilizaron el medicamento para el estudio en Estados Unidos.

Incluso Loret de Mola indicó que, detrás de la aprobación de la Addyi se encuentra una decisión política, porque varias organizaciones civiles de mujeres presionaron para su aprobación, dejando en segundo orden los dictámenes médicos.

fuente El Universal

temas