El planeya fue descubierto gracias al telescopio Kepler, y cuenta con un tamaño casi idéntico a la Tierra, pero su superficie es rocosa.

De acuerdo con un nuevo informe de la NASA, el planeta Kepler 186f, bautizado así en honor al telescopio con el que fue localizado, es casi idéntico a nuestro mundo, su similitud es más estrecha en un par de elementos clave. El planeta es uno de los más cercanos en tamaño a la Tierra (es sólo 10% más grande) que ha sido descubierto hasta ahora, además también cuenta con la distancia adecuada con respecto a su estrella como para ser considerado “zona habitable”, ambas características nunca se habían encontrado juntas en un mismo planeta.

Kepler 186f cuenta con una órbita que tarda 130 días en dar una vuelta alrededor de su estrella, la enana M (una estrella significativamente más pequeña que nuestro Sol). Según el reporte de la NASA, el planeta recibe solamente un tercio de la energía lumínica que la Tierra recibe del Sol; debido a ello, el brillo de la estrella del planeta en pleno mediodía es casi igual a la luminosidad que vemos en la Tierra alrededor de una hora antes del atardecer.

Lamentablemente, Kepler 186f está a unos 500 años luz de distancia, así que no esperes ningún expedición en busca de vida a corto plazo.

vía The New York Times

fuente NASA

temas