Podrían ser utilizadas para limpiar el agua contaminada en plantas de tratamiento.

Las bacterias son microorganismos unicelulares de tamaños microscópicos. Las hay de diversas formas y funciones. Algunas de ellas, incluso, son capaces de producir electricidad utilizando proteínas especiales que se encuentran en sus membranas celulares. Se llaman quimiolitótrofos, son poco comunes y viven en los ambientes más extremos de nuestro planeta.

Ahora, las bacterias eléctricas no serán un asunto exclusivo de la naturaleza, pues científicos han logrado manipular químicamente algunos microorganismos para que produzcan electricidad. Esto lo logran insertando una molécula modificada, llamada DFSO+, la cual contiene un átomo de metal (hierro), a una bacteria llamada Shewanella oneidensis.

Una vez que la DFSO+ penetra la membrana celular de la Shewanella oneidensis, la interacción logra que la bacteria produzca electricidad gracias al átomo de hierro. Ahora bien, algunas cepas de Shewanella oneidensis ya eran capaces producir electricidad, pero debido a que, por lo general, viven en zonas sin oxígeno, el efecto dura muy poco. Con este nuevo proceso, las bacterias pueden generar electricidad por semanas.

Aunque por el momento, las bacterias no pueden generar electricidad para abastecer un “aparato grande”, estas bacterias podrían ser utilizadas, en un corto plazo, para ayudar a limpiar el agua en las plantas de tratamiento.

“Es ventajoso para aumentar la función metabólica de especies bacterianas naturalmente dominantes para ayudar en la descomposición de contaminantes. Si estas especies se pueden usar además para generar energía eléctrica en los electrodos, esto proporciona un medio potente de la generación de energía limpia que compensa el costo de tratamiento de agua in situ.”

Bacterias hay en todo el mundo y estamos hablando de la producción de energía limpia más grande y eficiente del mundo. Sin dudad es un gran paso para la bioelectrónica.

fuente Cell Press

temas