Descubren familia que se ocultó 9 años en una granja esperando el fin del mundo

Fueron descubiertos gracias a que el hijo mayor se escapó para ir a beber unas cervezas.
(Mark Mensink)

La policía de los Paises Bajos encontró a un hombre de 58 años y seis adultos jóvenes de entre 18 y 25 años, que permanecieron ocultos en una pequeña granja, ubicada en las cercanías de Ruinerwold, en la provincia de Drenthe, esperando “el fin del mundo”. La policía advirtió que todas las personas estaban en el interior de un cuarto que “podía cerrarse con llave, pero no era un sótano”.

Los apocalípticos fueron descubiertos por la policía luego de que el mayor de los jóvenes, de unos 25 años, apareciera en un bar de Ruinerwold, para beber 5 cervezas y desaparecer por algunos días, regresar con aspecto deteriorado y contar que sus hermanos y hermanas menores y él habían estado viviendo encerrados en el sótano de la casa con su padre y que “todos querían terminar con la forma en que vivían.”

(telegraaf)

El chico aseguró a la gente del bar que habían estado encerrados por nueve años.

“Llegó hace 10 días, pidió y bebió cinco cervezas por su cuenta. Luego volvió a aparecer el domingo pasado, parecía confundido. Estaba descuidado, con el pelo largo y enredado. Nos pusimos a hablar. Dijo que se había escapado y que necesitaba ayuda, y que nunca había ido a la escuela. Luego llamamos a la policía”, contó el dueño del bar, Chris Westerbeek, a los medios locales.

Los oficiales visitaron la granja remota y realizaron una búsqueda. Descubrieron una escalera oculta detrás de un armario en la sala de estar que conducía a una habitación secreta donde se alojaba la familia.

La policía identificó a la cabeza de la familia enclaustrada como Josef B, a quien los vecinos aseguran sólo haber visto cuando “conducía un Volvo viejo en la propiedad” y a nadie más, por lo que dedujeron que vivía solo. Un vecino aseguró haber visto a los niños hace años y algunos otros hablaron sobre “ruidos” que surgían de la granja.

Ruinerwold es un pueblo con una población de menos de 3.000. La granja está fuera del pueblo y es accesible por un puente sobre un canal. La granja, que está parcialmente oculta detrás de una hilera de árboles, también tiene una gran parcela de verduras y una cabra.