¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Científicos logran expandir la vida de unas lombrices en 500 por ciento

¿Será este el secreto de la eterna juventud?
(Foto: Revista Landuum)

Si crees que las lombrices solo servían para asustarte mientras riegas tus plantas, estos científicos mostraron que estás equivocado. Pues con un experimento lograron expandir su corta y subterránea vida en un 500 por ciento, y este podría ser un paso para hacer que los humanos sean capaces de lo mismo.

También te recomendamos: Adolescente descubre un nuevo planeta siendo becario en la NASA

En su estudio publicado en Cell Reports los investigadores señalan que la especie de lombrices C. elegans no suele vivir más de cuatro semanas, pero ellos lograron expandir ese período cinco veces, es decir, hasta 20 semanas. En un humano esto equivaldría a que podría llegar a su cumpleaños número 400, y los investigadores a cargo del experimento creen que las lombrices son solo un paso para lograrlo.

Para entender cómo lo lograron hay que entender un sencillo concepto. Las moléculas dentro de una célula se “comunican” entre sí mediante señales de transducción. Una molécula detecta cuando es el momento de realizar una función dentro de la célula, y si necesita de otras le envía una señal a otra molécula, y ésta a otra y así sucesivamente.

Estudios anteriores han encontrado que hay una relación entre dos moléculas de las células de la lombriz C. elegans (la insulina y la ripamicina) y su envejecimiento. Se ha descubierto que alterar la señal de transducción emitida por la insulina duplica el tiempo de vida de la lombriz, mientras que alterar la emitida por la ripamicina aumentó su tiempo de vida en un 30 por ciento. Al alterar ambas se esperaba que el tiempo de vida de la lombriz aumentara en un 130 por ciento, pero para su sorpresa el tiempo de visa aumentó en un 500 por ciento.

A pesar del descubrimiento de las señales que controlan el envejecimiento en la C. elegans, no ha sido clara la manera en que interactúan esas señales. Al caracterizar esas interacciones nuestros científicos están abriendo paso a las tan necesitadas terapias para incrementar la esperanza de vida para una población que envejece rápidamente

comentó Hermann Haller, Presidente del Laboratorio de Biología del MDI.