Investigadores del Instituto de Biotecnología Molecular de Viena lograron hacer crecer un cerebro humano de 4mm. Para llevar a cabo este increíble trabajo usaron células de la piel y echaron mano de técnicas de ingeniería genética para producir células troncales pluripotentes inducidas (iPS), que crecieron hasta formar el “organoide”.

Anteriormente se había logrado producir modelos de neuronas en dos dimensiones. En esta ocasión se usó una gota de gel de una sustancia nutriente para permitir el desarrollo del organoide en tres dimensiones. Este pequeño cerebro apenas mide 4mm, pero resulta lo suficientemente grande como para impresionar a los investigadores acostumbrados a trabajar con microscopios.

Cerebros2

Este miembro podría considerarse un equivalente al cerebro de un feto de nueve semanas de gestación. No obstante, está muy lejos de un cerebro humano real. En pocas palabras, no tiene la capacidad de tener conciencia de sí, como lo tendría un cerebro humano. En ese sentido, no se trata del cultivo de cerebros humanos, pues eso tendría graves implicaciones morales, sino de una especie de maqueta viviente, pero no consciente. De acuerdo a Juergen Knoblich, investigador del Instituto de Biotecnología Molecular:

“No es el objetivo de nuestro trabajo generar estructuras cerebrales de orden superior. Para nosotros, el asunto no es hacerlas más grandes; ya en este tamaño pueden tener mucha complejidad… este es uno de esos casos en que el tamaño de veras no importa”

Las aplicaciones de este desarrollo son múltiples y la información que aporta, muy valiosa. La investigación sobre enfermedades que atacan el cerebro ya ha dado sus primeros pasos. Hasta ahora, los científicos han sido capaces de modelar la microcefalia en el cerebro. Con el tiempo, pretenden usar esta técnica para comprender mejor enfermedades más comunes y complejas como la esquizofrenia o el autismo.

Cerebros

Por otra parte, es evidente que no se pueden probar fármacos en cerebros humanos reales. No obstante, con organoides como estos es posible seguir el comportamiento exacto de las células humanas en un entorno humano sin atentar contra la vida ni cruzar el umbral ético de la experimentación con seres humanos.

temas