Un nuevo informe confirma que el consumo diario de 50 gramos de carne procesada aumenta el riesgo de cáncer en un 18%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó hoy un nuevo informe en el que confirma que la carne procesada ya forma parte del grupo 1 de sustancias que provocan cáncer. Para tener una idea más concisa, en este grupo también se encuentran el tabaco, el alcohol, el arsénico y el amiato.

A pesar de que esta no es la primera vez que se demuestra que alimentos como el tocino, embutidos, las hamburguesas y las salchichas son altamente perjudiciales para la salud, en el estudio publicado por la Agencia Internacional de Investigación Sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), división que depende de la OMS, se demuestra que el consumo excesivo de carne procesada se relaciona en directo con el cáncer colorrectal, que causa  entre 34,000 y 50,000 muertes al año.

Para llegar a la conclusión, el equipo conformado por 22 expertos en más de 10 países, utilizó como referencia más de 800 estudios médicos de los últimos 20 años y afirma que el consumo diario de al menos 50 gramos de carne procesada, incrementa a un 18% el riesgo de cáncer. Aunque puede parecer poco, el porcentaje aumenta dependiendo las porciones que se consuman, todo esto se debe a la infinidad de procesos –salado, curado, fermentación, ahumado, etc.– por los que estos alimentos pasan con el único propósito de mejorar y conservar su sabor.

Por otro lado, la IARC también enlistó a la carne roja en el grupo 2A de sustancias que podrían provocar cáncer en humanos, especificando que existe evidencia de que alimentos como la carne de res, ternera, cerdo, cordero, caballo o cabra son causantes de cáncer colorrectal, páncreas y próstata si se consumen en exceso. Por lo que recomienda como medida de prevención, que no se consuman más de 500 gramos de carne roja a la semana ya que, según la información recogida, esta cantidad no incrementa el riesgo y a diferencia de la carne procesada, cuenta con más nutrientes además de menos grasa o sodio.

fuente IARC