La técnica médica busca ser un tratamiento de última generación para aliviar ciertos padecimientos graves. 

Por primera ocasión en la historia (por lo menos de manera oficial), un hombre recibió en su cuerpo, por medio de una inyección, células modificadas genéticamente. La idea no es solo mediáticamente atrayente, sino que forma parte de un nuevo y revolucionario tratamiento conocido como CRISPR-Cas9 (Repeticiones Palindrómicas Cortas Agrupadas y Regularmente interespaciadas, por sus siglas en inglés).

El CRISPR-Cas9 se utiliza para “editar”, de forma moelcular, el genoma de las células. Hasta ahora la técnica únicamente se había probado con animales, pero un equipo a cargo del oncólogo Lu You realizó el tratamiento a un paciente anónimo a finales de octubre en el West China Hospital de la ciudad de Chengdú.

You, quien recibió el permiso para probar el tratamiento en humanos en julio pasado, informó que el procedimiento consiste en retirar linfocitos T de la sangre del paciente, y posteriormente reintroducirlos modificados con una enzima que corta el ADN dañado, junto a una guía molecular que indica dónde debe seccionar. El paciente anónimo padecía un cáncer de pulmón con metástasis, y actualmente está en observación para determinar si el tratamiento fue exitoso.

Se supone que las células editadas mejoran mucho la respuesta natural inmune de las células y permiten combatir mejor al cáncer. El doctor You está muy contento con el resultado del tratamiento, y espera inyectar al voluntario con una segunda inyección de células genéticamente alteradas dentro de poco.

Los especialistas chinos tienen planeado tratar a 10 pacientes antes de poder concluir que el CRISPR-Cas9 es un tratamiento fiable.

fuente CNN

temas